Europa aprieta. Creen que España acabará 2015 con un déficit del 4,5% frente al 4,2% que exigen, y 2016 con un 3,5%, por encima del 2,8% pactado. Unas diez décimas en total que equivalen a 10.000 millones de euros y que, quien gane las elecciones, deberá conseguir para cumplir con los objetivos pactados. 10.000 millones de euros, para que se hagan una idea, lo que vale Sacyr, Dia, OHL, Indra, FCC y Técnicas Reunidas juntas en bolsa… Casi nada.

El asunto es: ¿cómo conseguirá el nuevo Ejecutivo esa millonada para cumplir con Europa? De momento la Comisión Europea, el FMI y el Banco de España han dado unas ideas. Primero, subir los impuestos… una vez se llegue a la presidencia.

Anuncios
Anuncios

Nadie propondría eso antes de unas elecciones.

Por otro lado, que las Comunidades Autónomas se corten a la hora de gastar. Pero como eso se da por imposible (aquí cada uno mira para su ombligo), desde Europa proponen que las autonomías y los ayuntamientos también suban sus impuestos o incluso que creen nuevos.

Los recortes son, posiblemente, el punto más conflictivo. Sanidad y Educación han sido dos de los ministerios más ahogados por el cubo de la austeridad, sin embargo, todo apunta a que seguirán estando entre los filos de la tijera. Algo que recomiendan desde Bruselas.

Y, aunque el altísimo nivel de paro sigue siendo una de las principales preocupaciones de nuestro país, la mayoría de las exigencias que recaen sobre España pasan por abordar la situación del mercado laboral. Entre las recetas que se plantean está reducir los tipos de contrato, dejar de premiar a las empresas por contratar o incluso abaratar el despido indefinido.

Anuncios

Desde luego, el que se coma las uvas como presidente tiene tarea. No será fácil coger un Gobierno que, para quedar bien con Europa, tenga que recortar, subir impuestos y dificultar la creación de empleo. Signos evidentes de que la famosa luz al final del túnel aun queda lejos. Se ve, puede ser; pero el paro sigue elevado y la brecha salarial más. El reto es complicado y el que resulte ganador en las elecciones del veinte de diciembre, no agradará de primeras si quiere contentar a Bruselas. #Crisis #Ahorro #La economía hoy