Las negociaciones del TTIP las podemos disponer a través de la página web de la comisión europea, aunque son las informaciones que la comisión nos ofrece. Para ello, hablamos con Cuca Hernández, activista y miembro de ATTAC España que nos responde sobre las repercusiones que el tratado tendría y su lectura entrelineas.

¿Cómo afecta este tratado a los derechos laborales?

Hay diferencias importantes entre la UE y USA. Estados Unidos no ha firmado ninguno de los convenios de la OIT (Organización Internacional del Trabajo), salvo la esclavitud y el trabajo de niños. Todo lo demás está permitido, en Estados Unidos no hay casi regulación laboral.

Anuncios
Anuncios

Estos derechos los tenemos en Europa y desgraciadamente se aplican cada vez menos. La comisión europea, ni nuestros negociadores dicen que vayan a abolirlos. Simplemente las empresas podrán optar en aquellos lugares donde no se aplique nuestra legislación. Eso iría en detrimento de las condiciones laborales europeas. porque se buscaría igualar esta situación aquí para recibir inversiones de empresas, y a la larga la desaparición de nuestro marco laboral.

La información siempre ha sido sesgada, ¿cómo van las negociaciones en este momento?

A la ciudadanía nos llegan filtraciones desde los propios lobbies, les llega antes que a los propios europarlamenterios. Ahora se puede consultar en la web de la comisión europea, pero claro es la información que ellos dan. Lo que sí sabemos es que las conversaciones van muy lentas, sabemos que no están avanzando, hay muchos intereses chocando.

Anuncios

En este momento se está desarrollando en Miami la onceava ronda de negociaciones. Parece que se está hablando de la compra de los servicios públicos…  Esto ya viene del tratado de Lisboa dentro del marco europeo. Para tener en cuenta esta situación, a los servicios públicos les comienzan a denomina eufemísticamente, empresas de interés general.

El CETA (tratado de libre comercio con Canadá) ya se ha concretado y en el mes de enero 2016 será el proceso de ratificación en el congreso europeo, y luego, si prospera, en los nacionales. En todos estos tratados, el planteamiento es la desregularización de los servicios públicos, pero además, la imposibilidad de recuperarlos por parte del Estado, que tendría que indemnizar a los empresarios.

Uno de los argumentos tratados es que esto va a ser bueno para las Pymes, ¿es cierto?

La pymes que exportan son pocas, más o menos un 2 % del total. Los autónomos principalmente se dedican al comercio local. No creemos que podrían verse beneficiados por este tratado. 

¿Y qué ocurriría con el sector agrícola?

La mayor empresa de producción en Europa es 10 veces menor que las más pequeñas en USA, con el coste de mano de obra muy superior.

Anuncios

Supone la destrucción de trabajo y mano de obra. La forma de producción es la de macro producción en Estados Unidos con utilización de transgénicos. En este aspecto la normativa es más flexible allí que aquí.

¿Cuáles serían las principales consecuencias en los trabajadores y en la ciudadanía?

En el caso del NAFTA, aunque la economía de México no se puede comparar con la nuestra, supuso la desaparición de la producción de maíz. Y en USA la desaparición de un millón de puestos de trabajo. Estos tratados no tienen una repercusión en el incremento de la creación de empleo, y no han generado un aumento relevante de la economía de un país.

Hay estudios que han calculado que con este tipo de tratados se podrían perder casi 600.000 puestos de trabajo. Además haría más inestable la seguridad del trabajador. Y para hacer que un producto pueda resultar competitivo,  haría que el salario baje más.

¿Qué conclusiones podemos sacar?

Que desde el tratado de Lisboa quieren que gobiernen los tecnócratas. En mi opinión hay muchas contradicciones que no pueden superar los expertos, entre ellos no se ponen de acuerdo porque es una lucha muy fuerte. Yo tengo esperanza de que no salga. Veamos lo que pasa con el CETA y la correlación de fuerzas políticas que se de en los próximos meses. #Unión Europea