Una nueva desestabilización en la economía a nivel mundial pone en riesgo las clases sociales de millones de personas en Latinoamérica, tras un comunicado realizado hace un par de dias por el presidente ejecutivo del Banco de Desarrollo de América latina, se dió a conocer un riesgo en la economía de la población latinoamericana, siendo suficiente un crecimiento menor al 2% para automáticamente transformar a la población considerada como clase media a clase baja, por lo que sería necesario que este crecimiento económico abarcara un aumento de al menos el 5%, de esta manera no afectaría drásticamente las clases sociales.

Los principales países que se verán enormemente afectados por este nuevo golpe en la economía mundial son: Venezuela, Argentina y posiblemente también se vea afectado Brasil, generando un atraso en el crecimiento en comparación a los años anteriores, en donde más de 70 millones de latinoamericanos lograron salir de la pobreza y el otros 50 millones alcanzaron la clase media, en un período  que tuvo lugar entre el 2011 hasta el 2013, datos que se dieron a conocer directamente por el Banco Mundial.

Anuncios
Anuncios

Otra de las causas que pudiera estar afectando al conjunto de los países latinoamericanos, se puede deber también a la difícil situación por la que atraviesa la economía de China, el cual es uno de los principales compradores de la materia prima que son consumidas en la región, como sucede con los productos alimenticios o minerales como el cobre, por lo que genera una oleada de desestabilización se esta acercando, en la que los latinos pudieran ser afectados. Tras esta fuerte dependencia hacia los demás países como China, una de las mejores medidas que pudiera ser tomada para intentar superar esta fuerte etapa que se aproxima, sería la de realizar diferentes actividades económicas que generen una mayor cantidad de empleos que sean de buena calidad, de esta manera la población latina tendría una mejor fuente de ingresos para mantenerse en una posición monetaria estable.

Anuncios

#BCE #Globalización #Empresas