La Ruta del Vino #Ribera del Duero proyecta la consecución de acciones para atraer al público familiar. El presidente, Miguel Ángel Gayubo, explicó que este segmento de la población no ha encontrado su lugar en la Ruta del Vino Ribera del Duero y para incrementar su presencia se van a proyectar acciones que se pondrán en marcha en los próximos 4 años.

Gayubo resaltó que el perfil del turista que visita la Ruta del Vino Ribera del Duero se sitúa en una persona de mediana edad, de renta per cápita media alta, que habitualmente viaja en pareja. Curiosamente, la zona vitivinícola se ha convertido en un referente para grupos que celebran despedidas de solteros y se acercan a la zona para realizar catas de #Vinos y visitar bodegas.

Anuncios
Anuncios

“Tenemos jóvenes y menores de 35 años” en la Ruta del Vino Ribera del Duero, aseguró Gayubo. Recién estrenado en su cargo como presidente, Gayubo apuntó que se encuentra “satisfecho” con los datos facilitados por la Asociación Española de Ciudades del Vino (Acevin) que reflejan que 187.400 personas visitaron las bodegas de la Ruta del Vino en 2014, un 4% más que en 2013.

Sin embargo, Gayubo aseveró que “más visitantes podríamos tener” porque “tenemos un potencial tremendo”. El presidente entiende que las cifras son buenas teniendo en cuenta que Ribera del Duero es la ruta más joven de las que en 2014 formaban parte de las Rutas del Vino de España, pero apunta más alto ya que el #Enoturismo es un recurso económico de gran calado.

“Hay que convertir al turista en cliente y conseguir que no sólo visite el territorio, sino que compre vino y que vuelva otra vez”, refirió Gayubo con los datos de ACEVIN muy presentes, ya que el visitante de la bodega  se gasta una media de 6,90 euros y de 15,95 euros si compra vino en la bodega.

Anuncios

El próximo comienzo de la campaña de vendimia en Ribera del Duero, alrededor del 20 de septiembre, supone un fuerte atractivo para atraer a los turistas que pueden participar de forma activa en algunas actividades relacionadas con la recolección.

De esta forma, muchas bodegas ofrecen la oportunidad de que los visitantes pisen el viñedo, recojan el fruto y sigan el proceso hasta que la uva entra en las tolvas de las bodegas elaboradoras.

En este sentido, Gayubo se plantea el aumento de la presencia de bodegas elaboradoras en la Ruta del Vino, ya que actualmente forman parte del proyecto 53 bodegas, frente a las 270 registradas en la Denominación de Origen.