La factoría de Michelin en Aranda de Duero “está en un nivel de producción bastante bueno en estos momentos”, confirmó la directora Mª Paz Robina.

“Nosotros dependemos de mercados muy generales. La mayor parte de nuestra producción sale para la exportación, por lo que estamos en una situación bastante aceptable”, añadió la responsable de la factoría de Aranda de Duero (Burgos) que está especializada en la producción de neumáticos de camión.

Robina aseguró que en la actualidad los objetivos se centran en “robustecer” la planta burgalesa y en “mejorar su flexibilidad”. La directora aseveró que “en estos momentos lo que nos pide el mercado es hacer más tipos de productos y ser más flexibles y más reactivos”.

Anuncios
Anuncios

De esta forma, de cara a los próximos meses, la planta de Aranda de Duero trabajará para “adaptarse a este tipo de necesidades que nos piden los mercados, que son muy fluctuantes”.

La directora de la factoría siempre se ha mostrado optimista con respecto al futuro de la planta, que ocupa un lugar destacado dentro de la multinacional, a pesar de la crisis económica en España y Europa. La exportación se sitúa como una de las principales bazas para la firma ubicada en Aranda de Duero y unos de los parámetros que marca la buena salud de la factoría es que se están produciendo nuevas contrataciones.

“Casi todos los meses” están entrando en la multinacional francesa nuevos trabajadores, apuntó Robina.

Por otra parte, la directora afirmó que “sacamos productos nuevos con mucha frecuencia”. Robina expuso que “cada ciertos meses Michelin innova, es uno de los pilares de la empresa y sacamos productos con bastante asiduidad”. Precisamente, la planta de Aranda de Duero ha presentado recientemente una de sus principales novedades tecnológicas, como es la producción de un neumático de camión que permite una considerable mejora energética.

Anuncios

En la actualidad, la planta burgalesa cuenta con 1.400 trabajadores. La multinacional francesa se instaló en Aranda de Duero en 1967 gracias al impulso de François Michelin que adquirió 36 parcelas para crear el proyecto empresarial que ha contribuido de forma determinante al crecimiento de la ciudad.

El primer neumático de la factoría de Michelin Aranda de Duero se produjo en 1970 y desde entonces, el desarrollo económico de la localidad burgalesa ha ido en aumento. #Emprendedores #Empresas #Castilla y Leon