Si algo hay que tener en cuenta en este terreno, es que el dinero, siempre, huye de las dudas, de la incertidumbre… Si usted va a prestar cien euros a un amigo, ¿a quién se los dará? Puede dárselo a aquel que está empezando un negocio en un sector que está en auge, tiene ganas, experiencia, y que quizás necesite un empujón, alguien que, tiene un buen plan que le aporta confianza; o a aquel que lo va a invertir a la suerte de un negocio completamente nuevo, con poca experiencia, en un sector completamente desconocido y que no se ha probado en ningún otro lugar; que puede triunfar, pero le genera desconfianza. Quizás usted se lo quiera dar al segundo, pero seguro que no así la mayoría.

Anuncios
Anuncios

España se acerca más al segundo amigo del ejemplo anterior. Sin el más mínimo intento de ser subjetivos. Como hemos dicho, el segundo amigo puede triunfar y tener un rotundo éxito, pero lo cierto es que: es una incertidumbre. Este país, acostumbrado al bipartidismo, cada vez se acerca más a cambiar la moda. Y esto no es ni bueno ni malo es, simplemente, una incertidumbre. Nunca ha pasado, nunca ha gobernado Podemos, ni Ciudadanos, ni ningún otro partido que no sea PP o PSOE desde hace ya treinta y cinco años.

Es una incertidumbre y eso genera dudas, y más si cabe si gana un partido como Podemos. Un partido que no nos atañe analizar, pero que sí pretende cambiar muchas de las normas de juego al que estamos acostumbrados; Ciudadanos sin embargo es más fiel al estilo actual y no generaría, en principio, tantas dudas.

Anuncios

Por lo que a mayor probabilidad de que gane Podemos, mayor será la incertidumbre, y a muchos de los que lean estas líneas, se les podrían plantear problemas.

¿Quiere decir esto que si sale Podemos nos irá mal a todos? No, en absoluto. Quiere decir que si gana Podemos, en el más estricto corto plazo, las dudas serán inmensas. Y más teniendo en cuenta la opinión de Pablo Iglesias acerca de las grandes empresas que, a fin de cuentas, son las que generan empleo y mueven dinero. La formación magenta es aquel segundo amigo (bueno, amigo para el que quiera, recordad que es un ejemplo): podría salir muy bien (insistimos, no entramos a valorar eso), pero en principio genera mucha desconfianza, y el hecho de que copen muchas páginas de periódicos y titulares en los telediarios debido a su trepidante auge pone nerviosos a muchos inversores.

Si nos fijamos en la bolsa, las perspectivas son cada vez más pesimistas. Consultados hasta siete analistas técnicos como Eduardo Boliches, director de BolsaCash, Gerardo Ortega, colaborador de CMC Markets, José Luis Cava, analista independiente, Rodrigo García, analista de XTB, Alberto Iturralde, analista independiente, o David Galán, director de Bolsa General, todos coinciden en que el Ibex 35, aquel que aúna a las 35 compañías con mejores condiciones de todas las cotizadas del mercado español, va a bajar aún más su cotización.

Anuncios

Para que se hagan una idea, hace sólo unos meses el Ibex 35 cotizaba por encima de los 11.000 puntos y hoy está cerca de perder los 9.500. ¿Qué quiere decir esto? Según explica los expertos, que se acercan las elecciones y el miedo al cambio es bárbaro.

Otro tema aparte es el del debate acerca de la independencia catalana, cuyas consecuencias pasaremos a analizar en los próximos días y que, aunque según los expertos no preocupa tanto debido a su práctica imposibilidad, también pone nerviosos a los que mueven el dinero.La situación no es precisamente alentadora en estos momentos, si bien es cierto que muchos de los principales indicadores macro indican que la mejora económica existe, igual que existe, eso sí, la desigualdad. Tenemos muchas cosas que analizar, y lo haremos en BlastingNews en #La economía hoy todas las semanas.