¿Qué puede entender un niño por la palabra #Enoturismo? La respuesta es fácil: el vocablo ya resulta poco digerible para el oído y el trasfondo no resuena nada divertido para la mente chispeante de los más pequeños.

Si al niño se le explica el significado de la palabra, es más que probable que todas sus expectativas se vengan abajo. En su mente aparecerán verdades aplastantes como: “¿Visitar una bodega? ¡Si no es un parque temático! ¿Catar #Vinos? ¡Si no puedo beber alcohol! ¿Maridaje? ¡Será al abordaje!”.

La propuesta para los niños puede resultar comprensiblemente tediosa. Sin embargo, el otoño se perfila como una de las mejores épocas para realizar actividades de enoturismo con los más pequeños de la casa.

Anuncios
Anuncios

Es época de vendimia, de movimiento incesante no sólo en las bodegas, sino también en los viñedos donde se recogerá el ansiado fruto que ha sido mimado durante todo el año.

El otoño es la temporada por excelencia para practicar enoturismo y a lo largo de septiembre y octubre las bodegas preparan divertidas actividades para acercar el mundo del vino a los adultos y también a los más pequeños. Supone una oportunidad única para fomentar en los niños la cercanía con el mundo del vino, la importancia de transmitirles que desde antaño la uva se ha utilizado para elaborar deliciosos caldos y que la historia de la humanidad está íntimamente ligada al cultivo de la vid y a la posterior producción del vino.

En Bodegas David Moreno, de la D.O Rioja, preparan las Jornadas de Vendimia para realizar en familia.

Anuncios

Mayores y pequeños recogen las uvas con cestos y tijeras, las pisan con los pies descalzos en tinas de madera y asumen el rol de bodegueros al elaborar su propio mosto. 

Son días para calzarse las botas y disfrutar de una jornada de naturaleza con ropa cómoda.

Desde la D.O Somontano llega la propuesta para que los más pequeños participen en el Juego de los Aromas de la bodega Batan de Salas de Beroz. La finalidad es que los niños descubran los entresijos básicos de una cata en su fase olfativa y desde el restaurante Casa Samper la idea es que creen cocktails sin alcohol.

La actividad Riojatrek de la D.O Rioja apuesta por vendimiar en familia al mismo tiempo que se avistan animales y se identifican árboles y arbustos que crecen junto a las viñas.

En la Ribeira Sacra el tren turístico que atraviesa la vía romana Appia se perfila como una de las actividades más divertidas para los niños.

Tres mascotas ha creado la bodega Finca La Estacada para los niños. Estos personajes llamados Franki, Petito y Pikudín consiguen atraer la atención de los más pequeños en esta bodega de Tarancón (Cuenca). Las sorpresas se esconden a lo largo del recorrido que se realiza por los viñedos, bien caminando o en coche de caballos. #Ribera del Duero