El sector ganadero de Francia ha hecho un balance desde que Rusia realizó un embargo alimenticio en respuesta a las sanciones impuestas por la unión europea, no solo sufren una pérdida increíble si no que afecta gravemente a la situación del mercado de su país.

Los productores de carne, representados por Paul Auffray en una emisora de radio francesa acotó que antes se comerciaban hasta 70.000 toneladas de carne de cerdo anualmente y luego no hubo más vida en este sector. Las pérdidas se estiman que oscilen a 800 millones de euros.

Además de esta pérdida gigante, el mercado europeo se encuentra con una saturación de productos que normalmente eran enviados al país ruso, lo que hace que las cotizaciones de la carne se desplomen de manera increíble, y este embargo ruso no parece tener precedentes ya que ahora es peor porque Rusia comenzó a destruir productos occidentales encontrados en sus anaqueles.

Anuncios
Anuncios

Otros artículos como la manzana bajaron un cierto porcentaje las ventas y han tenido que buscar otros mercados que resultan menos lucrativos que el mercado ruso.Otros países como Polonia también se ve afectado por estas medidas, un grupo de activistas bajo el nombre de franceses libres han presentado una petición a las autoridades para buscar el cese de la guerra de sanciones que tiene con Rusia, el documento ha sido firmado por más de 3.500 personas.

Francia apoyó las sanciones de la unión europea al país Rusia debido a que se le imputa que interfirió en el conflicto interno con ucrania a lo que rechazaron las acusaciones y respondieron con tal agresividad hasta llegar al punto de quemar y botar los productos provenientes de diferentes países como muestra de protesta.Los funcionarios rusos comenzaron a cremar cajas llenas de queso, carne, vegetales, tocino danés, jamón español para cumplir la orden dada por el presidente Vladimir Putin.

Anuncios

Esto en respuesta a las sanciones puestas por los diferentes países de la Unión Europea.

Parece algo fuera de juicio que alguien ordene quemar #Alimentos cuando en tantos lugares del mundo muchas personas mueren a causa del hambre, es una actitud un poco falta de humanismo y sentido común, sería más sencillo esperar que los alimentos terminen de venderse y luego no hacer ningún pedido solamente cortando relaciones comerciales, o donarlo a los más necesitados, no era extremadamente necesario llegar al punto de cremar comida. Esta decisión tomada por Putín influye en el mercado exportador de alimentos francés y de otros países. #Crisis