La sanidad ha sido uno de los sectores más castigados como consecuencia de los recortes implementados por el gobierno a partir del 2009. Aunque en el presupuesto del 2015 se destinaron 1.300 millones más para el área, hay indicadores que demuestran que la caída en el gasto sanitario aún repercute en la sociedad.

Según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) España es el quinto país en el que más ha descendido el presupuesto para financiar la sanidad pública. Una media anual de 1,6%. El gasto sanitario en España representa en torno al 9% del PIB, mientras que el gasto privado es de alrededor del 3,5%.

Anuncios
Anuncios

Las estadísticas reflejan la parte calculada, pero los profesionales de la salud llevan esos números a problemas concretos. En primer lugar, la reducción de presupuesto se observa en las largas listas de espera para realizar operaciones y tratamientos en los hospitales y centros públicos. La #Crisis se hace notar en un aumento del 2% de las enfermedades crónicas; lo mismo que las internaciones por trastornos mentales; el bajo peso de los bebes al nacer y el aumento de la obesidad en niños y adultos.

Las medidas tomadas hasta el momento han afectado los recursos y el personal de los centros de salud. Desde el 2010 hay 6.000 camas menos en funcionamiento. Han mermado las sustituciones por bajas o jubilaciones de médicos y enfermeros. Según el informe anual del Sistema Nacional de Salud del año 2013, en tres años el sistema de salud habría perdido cerca de 5.000 trabajadores, que ha captado el sistema privado.

Anuncios

En 2014, la sanidad privada generó 6.000 nuevos puestos de trabajo. Paradójicamente, las comunidades donde más se redujo el presupuesto son las más pobladas, alrededor del 60% de la población vive en ellas.

Las paradojas no acaban con el presupuesto de cada Comunidad. En una reciente encuesta publicada por el Ministerio de Sanidad en colaboración con el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) se ha demostrado que los españoles califican a la sanidad pública con un 6,31 sobre 10. El 88 % de los usuarios han puntuado como buena o muy buena la atención que recibieron. Por otro lado, España es el segundo país dentro de Europa, que más gasta en sanidad privada, cerca de 27.000 millones de euros. El primer puesto corresponde a Suiza.

El auge de la sanidad privada llega a finales del 2013, con la crisis y el colapso del sistema público. Cerca de un 30% de la población española tiene un seguro privado de medicina, los motivos: agilidad y disponibilidad para intervenciones y consultas. El sector privado contaba en el 2013, fecha de la última estadística publicada, con 462 hospitales y 52.843 camas.

Anuncios

Esto representa más de la mitad, el 53%, de los hospitales del país. Cataluña, Madrid y Andalucía son las comunidades autónomas que cuentan con un mayor número de centros sanitarios privados.

Otro modelo que también ha dado resultados es de los centros concertados, casi un 42% de las instituciones hospitalarias privadas mantienen alguna clase de convenio con las administraciones públicas.

Al gasto familiar en medicina privada, debe agregarse una media de 400 € anuales en medicamentos por familia, casi 150 € por persona.

  #Calidad de vida #Ahorro