Un trayecto de corta duración en Arrecife (Lanzarote) puede costar 2,30 euros, mientras que, para la misma distancia, el trayecto saldría en San Sebastián por 5,33 euros. Un margen de hasta un 131,7% que se debe a las diferencias en el precio de la bajada de bandera en trayectos diurnos. Esta es una de las conclusiones que establece el estudio realizado por FACUA-Consumidores en Acción acerca de las distintas tarifas de los taxis en cuarenta y cinco ciudades en el año 2015.

La lista la encabezan Tarragona y San Sebastián, seguidas de Girona y Pamplona. Mientras que las ciudades en las que es más barato coger un taxi son las ciudades canarias de Santa Cruz de Tenerife, Arrecife (Lanzarote) y Las Palmas de Gran Canaria.

El presidente de la ANT (Asociación Nacional del Taxi), Avelino Gómez, explica que las tarifas las fijan los ayuntamientos, por lo que el taxi está “sometido a lo que dicen, que responde a la situación de cada ciudad”.

Anuncios
Anuncios

“A veces en algunas ciudades, con el punto de vista del usuario puede haber discrepancias, pero se intenta llegar a acuerdos y a consenso”, explica.

En ese sentido trabaja FACUA, desde donde consideran que uno de los principales problemas es que los gobiernos municipales “no actualizan las tarifas cada año conforme a un plan de gobierno, sino que son fruto de improvisaciones, y a veces de manera irresponsable, como es el aplicar subidas fruto de presiones en el sector, y después, en año electoral, congelar esas tarifas porque es impopular la medida y se entra en riesgo de pérdida de voto”. “Eso no es hacer política pensando en los intereses del sector y del ciudadano con un plan al menos ecuatorial de lo que dura el gobierno”, denuncia Rubén Sánchez, portavoz de FACUA.

Coincide en esa línea, Eugenio Morales Peña, encargado de Radio Taxi en Santa Cruz de Tenerife, quien apunta que el hecho de que los taxis de la ciudad canaria estén entre los más baratos se debe a que “hace cinco años que no se actualizan las tarifas con respecto a otras partes de España”.

Anuncios

“De hecho, estamos en agosto y todavía no han salido las tarifas de este año”; lamenta, las cuales deberían de haber salido a principios de año, tal y como apunta el taxista. Morales asegura que habría que pedirle respuestas a la Mesa del taxi y al Ayuntamiento. “Los taxímetros están puestos para algo, que después exista la picaresca de querer coger por el camino más largo es algo de lo que deben estar pendiente las autoridades, pero yo no lo veo lógico”, agrega.

Otro aspecto que considera el portavoz de FACUA es la poca participación ciudadana. “Los ayuntamientos no suelen dar participación a la sociedad civil organizada, como las asociaciones de consumidores, en la toma de decisiones y en la valoración de cómo deben ser las tarifas del sector”, explica Sánchez, que matiza que también son distintos “los niveles de participación” dentro del propio sector del taxi.

Asimismo, desde FACUA consideran que en los últimos años se han cometidos “algunos errores” como subir las tarifas demasiado, lo que ha provocado “que en esta coyuntura de #Crisis económica, el precio del taxi sea demasiado caro y eso va en contra de los usuarios y del propio sector, porque la gente no tiene capacidad económica para hacerlo o no le compensa”.

Anuncios