La aplicación de tarifas que no corresponden, sobre todo a turistas o extranjeros, cobrar suplementos que no estén incluidos en la regulación tarifaria como es el caso de ciudades en las que no está permitido cobrar un plus por el equipaje y lo cobran. Estas son algunas de las reclamaciones más frecuentes que llegan, tal y como explican desde FACUA. “Por ejemplo, en Sevilla, en el aeropuerto hay un gran foco de fraude con los taxis, pese a que hay una tarifa fija que es muy cara. Los taxistas a veces cobran 50 euros a extranjeros y los timan”, detalla.

Ante esto, FACUA recomienda reclamar, y para ello, el cliente debe “tener pruebas de lo que ha ocurrido: un ticket o factura con los datos del taxi”.

Anuncios
Anuncios

“Si quisiéramos denunciar la aplicación de una tarifa ilegal, tenemos que tener la factura donde se indique la tarifa aplica y el recorrido que se ha hecho”. Además, FACUA recuerda que los taxistas tienen que tener obligatoriamente hoja de reclamaciones, y que de no querer entregársela se puede llamar a la policía municipal y pedirles que se haga un atestado de que ese taxi no dispone de hojas de reclamaciones. Posteriormente, se puede interponer una reclamación a través de la oficina del consumidor, de la oficina autonómica de protección al consumidor, o en el propio ayuntamiento. #Crisis