Tras el referéndum en Grecia, Europa se siente atacada por la República Helénica y es que tantos recortes, tantas presiones sociales, al final acaban haciendo que el pueblo al completo diga No a las exigencias del euro grupo de una vez.

El puñetazo en la mesa ha supuesto para los componentes que forman parte de la #Unión Europea como un reto, una enfrentamiento. Pero… ¿Es consciente el resto del mundo, incluyendo los muy respetables miembros de la unión, de la situación a la que ha tenido que llegar Grecia y sus habitantes?

Aquel país que a inicio del 1981 pasó a ser el décimo miembro de la Comunidad Económica Europea por su desarrollo invariable gracias a las múltiples inversiones en empresas industriales e infraestructura, además de los ingresos progresivos del turismo, el transporte y el sector servicios que consiguieron engrandecer los niveles de vida de la república helénica a una altura sin antecedentes, empezó a desaparecer tras la entrada a la zona euro.

Anuncios
Anuncios

La entrada dentro de la Unión Europea no fue fácil para todos los europeos. Es más, mientras la moneda oficial, el euro, entraba en funcionamiento a partir del 1 de enero de 1999, la República Helénica, ese mismo año de su entrada en funcionamiento, no cumplía aún con los requisitos que ponía Europa para pertenecer a la Unión. Fue entonces cuando el primer ministro griego, Kóstas Simítis, tomó las medidas oportunas para enderezar la economía de su país. Cuando aquello estuvo solventado, el país pasó del Dracma al euro oficialmente el 1 de enero de 2001 (aunque no circularan en la calle hasta 2002).

Ahora Grecia, protagonista principal en la crisis del euro iniciada 2010 tras la grave crisis económica mundial de 2008 causada por los altos precios de las primeras materias, el sobre valor del producto, la crisis energética, la crisis alimentaria, la crisis hipotecaria, la crisis crediticia así como la amenaza de una recesión en todo el mundo sumió, la convertido en la "mala" de la película, por así decirlo.

Anuncios

Y es que seguimos sin ser conscientes que pese a que son los de arriba los que consintieron ante todos esta situación, la de la crisis mundial propiamente dicha y ese endeudamiento más que escandaloso, los que arrastramos las cadenas de sus desacertadas decisiones, somos los ciudadanos de a pie, a los que dejan sin sanidad, sin escuelas, sin servicios mínimos, sin alimentos, sin casa, sin trabajo.

¿Qué quiere Europa ahora? ¿Pasar por la "buena" diciendo que los habitantes no les faltará nada por culpa de las decisiones de su gobierno? ¡A quien quieren engañar! A nadie le importa como sobrevivan el resto, solo que no hagamos ruido. Pero no nos equivoquemos, no. El daño no viene de los que están en nuestro país sino de aquellos que deseaban que nuestro gobierno callara y les dejara hacer. No nos dan pan porque nos tengan pena a donde nos han "arrastrado" nuestros "perversos" dirigente, nos lo dan para que volvamos a pasar por el aro una vez más. "¡Más No!" ha gritado el pueblo, no el gobierno.

Anuncios

Y Europa, con todos a la cabeza sin excepción, se ha ido por las patas abajo temiendo lo peor. ¿Pero qué es lo peor? Sin lugar a dudas, que el pueblo tenga voz y que esta resuene tanto y tan lejos. #Europa League #Crisis en Grecia