La reina Letizia emitió este viernes su primer discurso en Roma como embajadora especial de la ONU para la Alimentación y la Agricultura (FAO). Calificó de inaceptable que se tire comida cuando más de 800 millones de personas en el mundo padecen hambre.

"Nuestro deber es contribuir, cada uno desde su responsabilidad, a que esta realidad que todos conocemos, la de la malnutrición, cambie". Desde la Sala Plenaria de la FAO, Doña Letizia se comprometió a dar a conocer los objetivos de la organización para luchar y terminar con el hambre. También mencionó los progresos que se han logrado al respecto, pero solicitó la colaboración general para "seguir avanzando en el desafío que supone mejorar esa cifra aterradora de personas que padecen hambre".

Anuncios
Anuncios

La consideró que existen dos pilares en esta batalla: el rol de la mujer y el de la industria agroalimentaria mundial. También destacó la importancia de la investigación científica para mejorar las prácticas de consumo y prevenir enfermedades.

La reina Letizia Ortiz le había manifestado hace un año a Enrique Yeves, director adjunto de comunicación de la FAO, su deseo de colaborar activamente con la organización. #Crisis