Con la llegada del verano, miles de familias españolas destinan ahorros y pagas extras en tomarse vacaciones. Para los especialistas, parte de la recuperación se hará palpable, o no, esta temporada estival cuando pueda comprobarse la inversión en el tan merecido descanso.

Los españoles representan el 90 % del turismo interior del país. Desde el verano del 2010 la tendencia ha sido que menos familias pueden tener vacaciones, pero las que lo hacen suelen gastan más.

Se estima que una familia necesita entre 1.500 € y 1.900 € para salir de casa este verano. Si las reservas se realizan con unas 8 o 10 semanas de antelación el coste de las vacaciones puede reducirse entre un 10 y un 20 %. Si el destino del viaje es transatlántico, entonces deberá reservarse, tanto el vuelo como el alojamiento unas 20 semanas antes para hacerse con un descuento que ronda el 15 %. Los hoteles nacionales ya han registrado un 10% más de reservas que el año anterior.

En cuanto al presupuesto que se destina para pagar un alojamiento en verano, las agencias aseguran que un 40 % de los turistas gasta entre 300 y 600 euros por semana, unos 2.000 € al mes, mientras que alrededor del 35% pagará entre 150 y 300 € semanales, es decir cerca de 1.000 euros al mes.

El alojamiento sigue siendo uno de los factores que más encarece el coste de las vacaciones. España posee cerca de 15.000 hoteles, aunque el nuevo turismo “low-cost” prefiere hospedarse en hostales y pensiones. Los más jóvenes optan por el “couchsurfing” una modalidad no muy instalada en la península que permite que un viajero duerma en el sofá de una persona desconocida que ha decidido prestarle ese espacio de su casa.

Los adultos jóvenes prefieren el intercambio de casas en lugar del “couchsurfing” y compartir coche como medida de ahorro. Según los datos brindados por 3 de las agencias turísticas más importantes del país, esto es solo una práctica que avanza pero no marca un cambio en los hábitos vacacionales de los españoles.

Los jóvenes, de entre 18 y 24 años disponen, según los últimos datos económicos facilitados, de un presupuesto inferior a los 1.000 € aunque el porcentaje es el menos representativo dentro del turismo nacional interno.

La llamada “economía colaborativa” alcanza al 20 % de los ciudadanos que este año gozaran de vacaciones. Así lo demuestra la empresa Vacaciones-España.es creada en el 2.002 y que cuenta con 7.516 casas y pisos anunciados por sus propietarios.

Alquilar un apartamento en Marbella para 4 personas cuesta unos 850 € semanales o 121 € la noche. Una mansión en Puerto Banús con 5 dormitorios y 3 baños oscila los 3.300 € semanales, mientras que un piso para 4 personas cerca de Playa San Juan, en Alicante, puede costar 450 € la semana o 65 € la noche.

España es el tercer país más visitado del planeta y su sector turístico está considerado el más competitivo del mundo. Posee 578 playas con bandera azul en sus costas, la mayoría de estas distinciones se encuentran en Galicia, 131 playas con bandera azul, le siguen valencia con 120 y #Cataluña con 89. #Unión Europea #Cultura Baleares