La crisis ha hecho y sigue haciendo mella en el bienestar y en los bolsillos de la mayoría de los españoles. O así lo dicen diferentes indicadores internacionales. A pesar del discurso que en los últimos años ha celebrado triunfalmente una mejora de la situación económica de la sociedad española, la realidad pasa, entre otras cosas, porque se siguen incrementando las desigualdades a la vez que el gasto por hogar en partidas como la sanidad.

La pasada semana el Informe Anual de la Riqueza en el Mundo 2015, publicado por Capgemini y RBC Wealth, así lo atestiguaba. Y es que en él se detallaba como desde el comienzo de la #Crisis en 2008, la población con elevado patrimonio aumentó en España en 50.900 personas, un 40% más.

Así, igualmente, y tan solo en el año 2014, el aumento fue del 10%, situando a la población española con un total de 178.000 ricos.

Anuncios
Anuncios

Dato éste muy distinto al europeo que, a pesar de aumentar, la adición fue del 4%.

En la misma línea, el número de millonarios a nivel global aumentó en 2014 en 920.000 personas. Aquí la población con elevado patrimonio creció hasta 14,6 millones y su riqueza a 56,4 billones de dólares. Esto supuso un incremento del 7% respecto al año anterior.

El informe igualmente detalla cómo el pasado año en el eje Así-Pacífico incrementó la población de personas con elevado patrimonio un 9%. Un dato superior al de Norteamérica, que fue de un 8%; al de Europa, de un 4%; pero inferior al de España, de un 10%.

¿Quiénes se consideran personas con elevado patrimonio?

Para este indicador, las personas con elevado patrimonio, las llamadas Heigh Net Worth Individuals (HNWI), son aquellas poseedoras de activos de inversión de un millón de dólares o más.

Anuncios

Excluyendo, eso sí, la primera vivienda, consumibles, coleccionables y bienes de consumo duradero.

El gasto medio de los hogares españoles durante la crisis

La pasada semana el Instituto Nacional de Estadística igualmente facilitaba otra serie de datos poco tranquilizadores. Y es que de ellos se podía extraer cómo durante los años de la crisis, el gasto medio de los hogares españoles se redujo un 14,7%, pasando de 31.711 euros en 2008 a 27.038 euros en 2014.

Es curioso que durante este periodo tan solo dos fueron los gastos que aumentaron. Uno el de la Enseñanza, que pasó de suponer 295 euros a 369, un 25,1 % más; y el otro el de la Vivienda, agua, electricidad y combustibles, que pasó de 8.645 a 8.747 euros, un 1,2 % más.

En el lado opuesto, las partidas con mayores reducciones de gasto fueron el Mobiliario y otros gastos de vivienda, con una caída del 33,1 %; el Ocio, espectáculos y cultura, del 27%; y la Ropa, del 29, 2%.

El gasto medio en 2014

En 2014, el gasto medio de los hogares se redujo en 60 euros, lo que supuso una caída del 0,2%.

Anuncios

En términos constantes, es decir, eliminado el efecto de los precios, el gasto medio aumentó un 0,5% durante ese año.

Ahora bien, para sorpresa de los que puedan asociar la mejora del gasto de los hogares con mejoras económicas, es importante matizar que el grupo con un aumento del gasto medio por hogar más relevante en el 2014 fue el de la Salud, con un incremento del 9,8 %.