"La reactivación del consumo no se producirá hasta que se reduzca la tasa de desempleo". Así lo señala a Blasting News la profesora del Departamento de Economía de la Universidad Loyola Andalucía, Melania Salazar, tras la publicación de los últimos datos del Índice de Precios al Consumo (IPC) difundidos la semana pasada por el Instituto Nacional de Estadística (INE), datos que, aunque en marzo reflejan una aumento de los precios del 0,6% por la subida de los carburantes, mantienen la variación anual en números rojos, al situarse en el -0,7%.

Lo más "urgente" ahora -señala Salazar- es hacer medidas que fomenten la inserción laboral.

Anuncios
Anuncios

La profesora añade que "realmente la crisis en España" ha sido "muy fuerte" en cuanto al paro se refiere, lo que ha provocado "una bajada muy importante de nuestro consumo privado". No obstante, considera que el consumo interno "está empezando a tirar por parte de las personas que tienen ahorros y empleo", ya que comienzan a tener "unas expectativas un poquito más positivas y empiezan a gastar".

Sin embargo, para Melania Salazar la tasa de paro continúa siendo "muy elevada", por lo que resulta "imposible que tengamos unos tirones demasiado fuertes de demanda que determinen una subida de precios".

En cualquier caso, el hecho de que España tenga en la actualidad una inflación por debajo del cero "tampoco nos viene muy mal", dado que se ha producido una bajada de salarios. Así, para Salazar tener el IPC "prácticamente en cero y que no haya una subida de precios" en este momento no es algo "realmente negativo".

Anuncios

En cuanto a las propuestas aprobadas por el Gobierno para reducir el paro en España, la profesora de la Universidad Loyola Andalucía ha indicado que aún es pronto para valorar el efecto positivo o negativo de las distintas iniciativas, puesto que "las medidas económicas no son inmediatas". Por ello, habrá que esperar "unos meses o un año" para ver los resultados definitivos.

Precisamente el INE también daba a conocer esta semana los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) para los tres primeros meses del año. Según la EPA, el número de parados ha bajado este trimestre en 13.100 personas respecto del trimestre anterior, lo que supone una variación del -0,24%, y un total de 5.444.600 parados. Y aunque en los últimos doce meses el paro ha disminuido en 488.700 personas, la tasa de desempleo es siete centésimas más elevada que en los tres meses anteriores, hasta situarse en el del 23,78%.

Con todo, en el último año la tasa de paro ha descendido 2,15 puntos. Sin embargo, en el último trimestre del año se han destruido 114.300 puestos de #Trabajo respecto al cuarto trimestre del año anterior, lo que representa una variación del -0,65%. Además, el número de activos disminuye en 127.400, hasta alcanzar los 22.899.400.