Para un usuario doméstico el valor de la energía se incrementó  en los últimos 7 años cerca de un 70% y el del gas en un 30%. Esto significó, para muchos ciudadanos, minimizar recursos y deshacerse de lujos impensados. Gran parte de los consumidores de gas natural no han tenido otra opción que regresar en el tiempo y recurrir al gas butano.

La bombona es una forma de poder controlar el consumo diario pero también una manera de perder calidad de vida. Las botellas comenzaron a utilizarse en España en 1957 y significaron un avance notable en las rutinas del hogar.

Pasar del gas natural a la botella supone una incomodidad y muchas molestias aunque un alto riesgo si la instalación se realiza de manera ilegal.

Anuncios
Anuncios

Sumado a la precariedad del montaje ilícito aparecieron en el mercado bombonas sin certificar que se venden hasta 4€ más que las legales. Quienes las consumen justifican su compra por motivos de urgencia, la facilidad para adquirirlas a cualquier hora y hasta cierta financiación informal. #Crisis