Los sueldos españoles, con la devaluación salarial, distan mucho del resto de la zona cero. Durante el ejercicio 2014 en España se ganaba por hora trabajada alrededor de 15.7 euros. En el resto de la unión monetaria 21.6 euros. La diferencia es clara. Las cifras marcan un 27.3% menos que nuestros compañeros de moneda.

La mayor parte de la reforma laboral en la que confiaba este Gobierno, se centraba en la reducción de costes laborales como vía de recuperación.

Esta intención también fue la apuesta del resto de países que estaban pasando dificultades económicas, bien por convicción o bien por imposición. Otro de los objetivos era la devaluación interna que en buena medida se ha conseguido tanto en salarios como en costes laborales.

Los sueldos españoles, griegos, portugueses y chipriotas se han alejado demasiado de los que se preveían de media en el conjunto de la Unión Monetaria. Uno de los que han superado esta prueba de fuego es el caso irlandés, que en su día fue rescatado y han logrado la devaluación salarial, marcando una diferencia en los sueldos.

Según los datos de Eurostat entre 2008 y 2014 los datos medios de salarios, habrían bajado considerablemente en Grecia y Chipre.

Anuncios
Anuncios

Estos datos marcan la diferencia en cuanto a otros países. Los resultados de la devaluación en esos años han llegado porque los precios han crecido más de lo que lo han hecho los sueldos, perdiendo asi poder adquisitivo. La distancia en los sueldos aparte de crecer frente a los socios del euro, también lo ha hecho en comparación con la media que engloba el conjunto de la #Unión Europea.

Todo esto marca, que España ha roto esa tendencia que durante años nos precedía de que nuestro país estaba en un proceso de convergencia. Lo que si se puede afirmar, es que los sueldos de momento no se van a equiparar con el resto, mientras no se llegue a conocer los medios para ello. Todas las pruebas realizadas no dan un escape claro a este problema y ahora, por la salida de gente de nuestro país hacia otros destinos europeos, aún somos más conscientes de estas diferencias salariales.

#Crisis