El precio del gas baja según ha anunciado el boletín Oficial del Estado (BOE) esta semana y ha logrado que los españoles recuperen lentamente el optimismo económico.

El descenso en la tarifa del gas natural comenzó en enero cuando se anunciaba una reducción del 3,3% hasta marzo. Abril lo hizo con una quita del 2,4 % hasta el próximo julio, hecho que suma una baja total durante el transcurso del año del 5,7%.

La disminución en la media en la tarifa se debe al abaratamiento en un 6,5% del coste de la materia prima. No es la primera vez que el país recibe estas novedades. En el 2010 se produjo una baja similar que continuó hasta el 2013, año en el que el gas natural volvió a subir su precio.

Anuncios
Anuncios

Se calcula que en España hay aproximadamente unos 12 millones de usuarios repartidos entre cerca de 75 empresas comercializadoras según datos de la comisión Nacional de Energía. Al ser uno de los recursos menos contaminante y el de mayor rendimiento energético, se vuelve la energía más recomendable tanto para bajos consumidores como para empresas con gran demanda y consumo.

La Península Ibérica tiene una de las tarifas por consumidor doméstico más altas de Europa, situación que se explica, en parte, por los altos precios de acceso al servicio que se abonan. El país cuenta actualmente con tres plantas de almacenamiento y regasificación de gas natural licuado ubicadas en Barcelona, Cartagena y Huelva. No obstante la distribución de esta materia es otro de los factores que elevan su coste.

Anuncios

Durante el 2003 se liberó el mercado de gas natural, posibilidad que otorgaba a cada usuario vía libre para elegir su compañía distribuidora. Paradójicamente, gran parte de los consumidores no aprovechó este beneficio ocasionando que 5 años más tarde aquellos que aún mantenían la tarifa oficial fueran derivados a la empresa comercializadora de último recurso.

La pseudo tarifa plana

El refrán que asegura que no todo lo que reluce es oro bien podría aplicarse a las promociones de tarifa plana que publicitan algunas compañías distribuidoras de gas natural. Estas ofertas oscilan desde los 15€ mensuales a los 82€ según el consumo promedio que el usuario estime realizar. Cabe mencionar que en España la mayoría de los clientes, incluidas las pequeñas empresas, cumplen los requisitos para acogerse a la Tarifa de último recurso (TUR) que obliga a un consumo anual inferior a 50.000 kWh.

El problema de la tarifa plana aparece cuando se supera el valor del consumo contratado, en algunos casos el incremento puede llegar al 100% por cada KWh extra.

Anuncios

Este hecho no parece del todo imposible si se toma en cuenta a la Agencia Internacional de Energía que estima un crecimiento en la demanda del servicio de gas superior al 73% a nivel mundial.

Para quienes estén pensando en un cambio de compañía se recomienda reparar en el precio, las condiciones y el plazo de la oferta ofrecida porque el suministro y la calidad no varían con la distribución ya que esta es independiente en España de la comercialización.