Estos días los medios de comunicación se están haciendo eco de una noticia que a más de uno puede salvarle de que le bloqueen la cuenta del banco. Con plazo límite hasta el 30 de abril, todos los clientes que hayan recibido aviso de sus entidades bancarias deberán presentarse con una fotocopia de su Documento Nacional de Identidad, o de lo contrario sus cuentas quedarán bloqueadas a fin de prevenir el blanqueo de capitales y la financiación del terrorismo (Ley 10/2010).

Son muchos los bancos que estos días están saturados de clientes que, haciendo cola con su DNI, acuden para que sea digitalizado y recopilado en los archivos.

Anuncios
Anuncios

Aunque esta medida se remonta al año 1993, cuando ya se tenía obligación de conservar una copia del DNI, no fue hasta una Ley en el 2010 cuando se estableció un plazo de 5 años para avisar a todos los clientes, que aún no hubieran acudido, de que se presentaran con su documentación.

Pero, como todo, se fue dejando hasta el último momento y al final nos pilla el toro. Ahora, a poco más de una semana de que se venza la fecha, se están enviando millones de cartas a clientes con avisos tan alarmantes como: 'Evite el bloqueo de su cuenta enviándonos su documentación', por parte de todas las entidades financieras, bancos y cajas de ahorro. Lo que está provocando el colapso en las sucursales bancarias que estos días no dan abasto recolectando copias de los documentos, para ser después digitalizados.

Anuncios

El problema, y aquí es donde más ayuda la plataforma mediática, es para aquellos que no lleguen a leer esa carta a tiempo o que les sea enviada a una dirección que ya no frecuentan, pues automáticamente el 1 de mayo se encontrarán con una cuenta congelada de la que ni podrán sacar dinero con sus tarjetas ni realizar ningún tipo de movimiento o transacción.

En este caso tendrán que ponerse en contacto con la entidad bancaria y acudir para normalizar su situación, facilitando una fotocopia de su DNI, con lo que el problema quedaría resuelto y la cuenta sería reactivada de nuevo. Pero nunca debe esperarse más allá de los tres meses desde que haya sido bloqueada, pues su dinero pasa a estar en un limbo, denominado "cuentas de orden", del que será mucho más complicado recuperarlo, aunque aseguran que tampoco en ese caso existe riesgo de pérdida.

Pueden respirar tranquilos todos los que no hayan recibido aviso, pues eso significa que el banco tiene actualizada toda la información y que no requieren de nada más. #Unión Europea #Deuda