Otra vez se salieron con la suya. La Audiencia Nacional ha salvado al oligopolio de las principales compañías eléctricas del panorama energético nacional (Endessa, Iberdrola, gas Natural, E.On y HC Energía) de desembolsar la cuantiosa cifra de 61 millones de euros por infligir la ley de la competencia al pactar los precios de la electricidad entre ellas y además, por endurecer al usuario a base de obstáculos el cambio de comercializador.

Cuatro años después de que en 2011 la extinta Comisión Nacional de la Competencia (CNC) -ahora, Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) sancionara a Unesa y a las compañías antes citadas con 61 millones de euros por los conceptos citados (Endesa y Iberdrola se llevaban el 50% de la multa), la Audiencia Nacional las ha absuelto por falta de pruebas, según detalla El Economista.

Anuncios
Anuncios

Siempre según este rotativo, el alto tribunal ha basado su anulación en una anterior sentencia del Tribunal Supremo, también favorable para el oligopolio, en la que sostenía que los correos electrónicos obtenidos por los inspectores, en los que se demostraría el pacto de precios sotto voce de la CNC no eran válidos como prueba. Por lo tanto, la falta de pruebas es el único argumento válido que los jueces han esgrimido para no sangrar a las grandes compañías, que podrá seguir pactando los precios y declarando tarifazos arbiotrariamente, siempre que no las descubran.

El consumidor, una vez más, queda desprotegido ante las tarifas de las compañías, que además dificultan in extremis el cambio de operador una vez el mercado se hubiera liberalizado y en teoría podríamos elegir qué compañía elegir para ahorrar en nuestro gasto de electricidad, un bien común, necesario y totalmente imprescindible para el ciudadano, que en tiempos de crisis ha visto cómo las facturas han tenido unos aumentos abusivos, haciendo además oídos sordos de las recomendaciones, avisos y advertencias de la Unión Europea, que marca España como el país con las tarifas más altas en el ámbito comunitario.Otra vez, en este juego de ajedrez los alfiles de la Justicia han jugado a favor del Rey.

Anuncios