El Ministerio de Industria, Energía y Turismo fijó, hace apenas unos días, el precio de la botella de gas o bombona en 15,8 €. El país tiene uno de los costes más altos de Europa por KWh  consumido.

Desde el inicio de la crisis económica Bélgica, Francia, Austria y Luxemburgo también han aumentado sus tarifas. Rumanía, sin embrago, ha logrado mantener uno de precios más bajos de la Comunidad Europea por el servicio.

En las afueras de París, un tanque de gas butano para todo el año oscila entre los 300€ y los 400€. En Canadá la factura de gas que suele llegar a una casa con dos habitaciones ronda los 87€, mientras que en países latinoamericanos como Colombia o Perú la bombona cuesta cerca de 16€.

Anuncios
Anuncios

La sorpresa llega desde Venezuela que asegura vender la botella de gas a poco más de 0,50 € de las más accesibles en el mundo.

Se estima que, de continuar la tendencia, el valor de la bombona en España volverá a bajar para el mes de mayo favoreciendo a los sectores más afectados por la crisis económica.