Son muchos los aspectos que hay que tener en cuenta a la hora de tener que buscar un empleo, situación en la que actualmente se encuentran más de 4 millones de personas según datos del Ministerio de Empleo y Seguridad Social. Además de redactar un buen currículum, y, evidentemente, tener una formación adecuada, es importante saber cómo comportarse en una entrevista de #Trabajo; así como algunos trucos que pueden ayudarnos en ésta situación.

Por ejemplo, aunque te hagan preguntas cerradas, siempre hay que tratar de ampliar las respuestas, y evitar a toda costa los monosílabos. También es recomendable, el día de antes coger un folio y hacer 2 columnas.

Anuncios
Anuncios

En una, poner toda la información sobre la empresa que hayas obtenido a través de la web o donde sea. Estudiar también la web de la competencia. En la otra columna, preparar una lista donde se preparan las posibles preguntas que puedan hacernos, así como nuestras respuestas. Se recomienda no tratar de improvisar y no mostrar dudas evidentes durante la entrevista; ya que son actitudes que tienden a mostrar poca honestidad e inseguridad. Muchas personas tienden también a hablar en exceso ante situaciones tensas, algo que tampoco debería hacerse, porque hace que dejemos de escuchar.

Es muy importante la comunicación no verbal; mirar a los ojos de quien nos habla. Por otro lado, es mejor llevar un vestuario que no llame la atención, ni por ser demasiado arreglado, ni por lo contrario. Es bueno mostrar carácter, pero teniendo autocontrol sobre uno mismo, es decir, sin pasarse; y, sobre todo, educación.

Anuncios

No da buena imagen hablar mal de anteriores trabajos, compañeros, o jefes. Los entrevistadores valoran mucho el interés, la motivación, el ser amable, y positivo; pero, sobre todo, natural. Si nos hablan de usted, respondemos de la misma forma, y si pasan a tutearnos, hacemos lo mismo. Evidentemente, a lo largo de la entrevista, es mejor tener el móvil apagado y, en caso de estar esperando una llamada importante, debemos avisar de antemano a la persona con la que nos encontremos.

Ante la temida pregunta de ¿Cuánto quieres cobrar? Lo mejor es tratar de devolver la pregunta e interesarse por el sueldo aproximado de otros trabajadores del puesto al que se aspira. Otra opción, es la de responder que no contamos con la información suficiente como para poder contestar adecuadamente a la pregunta y, de esta forma, nos ahorramos el apuro de no saber si decir una cifra demasiado alta o baja.

#Paro