Ryanair anuncia que no ofrecerá vuelos a #Estados Unidos, tal y como había asegurado la empresa en un comunicado el pasado lunes. Así lo ha asegurado Michael O’Leary, presidente de la aerolínea, a Financial Times este jueves, tres días después del sorprendente anuncio por parte de la compañía. "El consejo de Ryanair ha aprobado los planes de negocios para el crecimiento futuro, incluyendo vuelos transatlánticos” ha asegurado O’Leary, quien dice también estar en conversaciones con los fabricantes de aviones de largo recorrido “pero no podemos hacer más comentarios sobre esto”. 

Mientras, Ryanair también ha enviado un comunicado a la bolsa aclarando que “el consejo de Ryanair no ha considerado ni aprobado ningún proyecto transatlántico y no tiene intención de hacerlo". De esta manera la compañía se desmiente a sí misma, ya que en ese comunicado que la empresa envió “por falta de comunicación” se decía que en cuatro o cinco años ofrecería esta ruta transatlántica entre unas “12 o 14 ciudades europeas y 12 o 14 ciudades estadounidenses”.  

O'Leary también ha aclarado porqué se ha tardado tres días en corregir la información enviada por error el pasado lunes. Asegura que el martes, fiesta nacional en Irlanda por San Patricio, no había nadie en las oficinas centrales. Por otra parte, el miércoles y el jueves el presidente de la aerolínea se encontraba en una reunión en Milán, imposibilitando así desmentir la información. 

Uno de los principales problemas con los que se podría encontrar Ryanair para hacer efectivas estas rutas son las aeronaves, puesto que los Boeing 737 que posee actualmente la compañía no son capaces de realizar estas rutas. Asimismo, Boeing y Airbus, los dos gigantes de la aeronáutica, se encuentran actualmente  fabricando los modelos adecuados para otras aerolíneas, por lo que Ryanair debería de esperar un tiempo para poder adquirir dichos modelos transatlánticos. En el año 2013 la low cost irlandesa ya declaró su intención de cruzar el atlántico por 10 euros, rechazando la idea meses mas tardes.