Si tu pueblo pierde dinero porque en el pueblo vecino hay ciertos productos a menor precio, ¿cómo lo solucionas? Pueblos como El 'San Marcial' de Irún o los municipios del valle de Ayala en Álava han tomado una medida innovadora en España que consiste en adoptar una moneda paralela al euro.

Esta medida logra incentivar el comercio local, ofrecen bonificaciones porcentuales en los cambios del euros a estas otras monedas y descuentos en los comercios de la zona. Con las nuevas monedas el consumo ha crecido, mientras los habitantes que se oponen a ellas lo ven como una forma de atar a los vecinos y que si antes ya se veían obligados a marchar a otras localidades el hecho de que para obtener incentivos en el comercio local tengan que adaptarse a una nueva moneda les parece insensato.

Es común en otros países como Venezuela el tener una moneda paralela a la oficial es algo ya instalado desde hace tiempo, en el caso Venezolano para evitar el trafico de divisas, siendo aun una practica habitual en las fronteras de Venezuela.

En España hay corrientes que instan a salir del euro y de la #Unión Europea, mientras otros economistas lo ven inviable dado que en un hipotético caso de vuelta a la peseta esto no haría otra cosa que aumentar la deuda externa por la devaluación de la moneda. El efecto domino seria considerable y una marcha de España junto con Grecia devaluaría el euro y haría crecer el valor monetario del dolar estadounidense.

Por lo tanto las iniciativas de algunos pueblos de España de incentivar el mercado local no debería hacernos pensar que la solución global seria salir del euro o adoptar otra moneda paralela y menos cuando ejecutando esta acción nos veamos en un terreno pantanoso de elucubraciones e hipótesis.

El futuro del euro no es claro y esta envuelto en la neblina de las dudas, pero al menos de momento pisa firma y no se hunde, aunque como todos sabemos la economía sigue siendo muy inestable y lo que un día parece arrojarse a un precipicio, a una muerte segura, al día siguiente puede parecer la salvación.

Lo único seguro ahora mismo en España es que nuestra economía dista de estar saneada y habrá que esperar a ver que partido gana las generales, porque entonces si que el euro y Europa puede temblar.