Los mercados estaban esperando la comparecencia de la canciller alemana #Angela Merkel y de Jean-Claude Juncker, presidente de la Comisión Europea para que comentaran sobre la supuesta ayuda financiera que se iba a dar a Grecia y que había hecho que la bolsa estuviera durante el día de hoy tanteando las posibilidades de un rescate que todos tachan de prematuro.

Las negociaciones que llevan ya varios días entre el gobierno griego y Bruselas han especulado que exista una posibilidad de un tercer rescate, aun estando el segundo sin cerrar, algo que no ven con buenos ojos los demás socios europeos ya que piensan que si no han sido capaces de pagar su deuda, posiblemente no puedan pagar otra más a pesar de los innumerables cambios que está efectuando el nuevo gobierno de Grecia para intentar que su sistema financiero no siga a la deriva y pueda tomar un mejor rumbo.

Anuncios
Anuncios

Por el momento, comenta la canciller alemana, no piensa que vaya a existir tal rescate ya que primero se está negociando la finalización y pago del segundo rescate, además piensa que el posible tercer rescate recae sobre las instituciones de la troika, que lo forman la propia Comisión Europea presidida por Juncker, el Banco Central Europeo y finalmente el Fondo Monetario Internacional, que son los que deben decidir si Grecia cumple con todos los requisitos para una nueva ayuda y sobre todo si la ayuda que está recibiendo va a ser devuelta como se debe.

Merkel recordó a los presentes que se había decidido ampliar a cuatro meses la ayuda hacia el país griego dándole un voto de confianza que tanto necesitan y espera que se pueda terminar todo este proceso con éxito.

En la misma comparecencia a los medios, Juncker ha opinado sobre los rumores del tercer rescate y ha confesado que le parece muy prematuro hablar de esto, ya que aún el Eurogrupo decidió prolongar esta segunda ayuda y mientras que esta no termine le parece muy pronto para hablar de otro posible rescate.

Anuncios

Por lo tanto, los dos mandatarios han pedido a la prensa que no se especulara sobre el tercer programa, ya que esperaban que el que estaba ahora mismo activo funcionara y no hubiera necesidad de pedir ningún otro aporte económico.