El Ministerio de Empleo presentó las cifras de paro en España correspondientes al mes de febrero, en el que se pudo observar una leve mejoría al disminuir el número total de desempleados en 13.538 hasta cerrar el segundo mes de 2015 con 4.512.153.

De esta forma, el mercado de trabajo en el país logró dar la vuelta al mal comienzo que se registró en enero, mes en el que se incrementó la cifra. Así, el mejor desempeño de este indicador en los últimos 12 meses permitió que hasta febrero se redujera en 300.333 personas, frente al promedio de los últimos siete años que se había fijado en unos 90.000 ciudadanos, lo que convierte este movimiento en el mejor desde 2001.

Anuncios
Anuncios

Además, es importante destacar al mismo tiempo que las altas en la Seguridad Social también muestran mejoras. Para este mes se ha producido un alza de 96.909 personas, lo que supone un incremento de 0,58% y establece el total de afiliados en 16.672.220. De igual manera, la contratación tuvo una subida de 12,47%, o lo que es lo mismo, 136.071 nuevos trabajadores.

Con esto, al desagregar los datos facilitados por el ministerio, se puede ver como el #Paro masculino ha presentado un descenso de 19.857 personas llegando a 2,11 millones, mientras que el femenino ha mostrado un alza de 6.319 hasta llegar a 2,39 millones. Igualmente, el nivel de desempleo entre los menores de 25 años también ha crecido, subió 2.569 personas.

Por otro lado, cabe la pena destacar el buen desempeño que ha mostrado las cifras de paro en febrero en el sector de la construcción, uno de los más castigados durante la #Crisis.

Anuncios

Concretamente, el retroceso fue de 1,89%, lo que se traduce en 10.091 personas. De igual forma, las cifras que arroja la industria también son favorables al producirse un descenso de 1,44%, o lo que es lo mismo, de 6.535 trabajadores.

Así las cosas, a pesar de la caída de febrero, el desempleo en España se mantiene por encima del nivel que se registraba al inicio de la legislatura de Mariano Rajoy y los descensos aún están lejos de la promesa del líder del ejecutivo de crear un millón de empleos entre 2014 y 2015 y tres millones más en los próximos cuatro años, tal como hizo referencia en su intervención en el Debate del Estado de la Nación.