Mes a mes se conocen los datos del #Paro que, desde hace algunos años,debido a la crisis, ha aumentado en nuestro país. Sin embargo, recientemente salían a la luz informaciones acerca de que España ha sido responsable en los últimos doce meses de hasta el 50% de la reducción en el número de desempleados en la Eurozona. A pesar de que los datos respecto al desempleo parecen mejorar, aún son millones las personas que se encuentran en paro y cada día se enfrentan a la dura tarea de encontrar un #Trabajo.

A la hora de afrontar con éxito un proceso de selección para cualquier empleo es fundamental conocer una serie de recomendaciones, tanto a nivel de currículum, como de actitudes en una entrevista.

Anuncios
Anuncios

Expertos nos indican qué errores son más comunes en éste tipo de situaciones, y qué es lo que más valoran a la hora de contratar a una persona en su empresa.

En primer lugar, es importante que nuestro currículum sea sencillo, y que ocupe un máximo de 2 hojas. Preferiblemente, deben estar escritos con una letra Arial o Times New Roman, ya que aporta seriedad al documento; mientras que es mejor evitar las negritas y los subrayados, y dejarlos únicamente para los títulos del CV. La primera información que debe ofrecerse, son los datos personales (nombre, apellidos, correo electrónico, lugar de residencia y teléfono), debidamente redactados y no como si fuera una ficha.

Una vez hecho esto, los datos académicos/formativos, son fundamentales: año en el que has cursado tu carrera o módulo y dónde.

Anuncios

Puedes poner algún cursillo que hayas hecho, pero mejor si son largos (no de 6 o 7 horas). Los datos profesionales darán información a la empresa acerca del trabajo desempeñado en otras entidades: año, empresa, puesto, sector, funciones, logros (al menos 1), a cargo de quién estabas (director, jefe de sector...), nº de personas que había en tu equipo. Motivos del cambio de trabajo, y cómo llegaste a él.

Una vez redactados los datos más importantes, podemos añadir los datos de interés, como idiomas (si es con certificado mejor), sistemas de gestión que sepamos manejar, si estamos dispuestos a viajar, y por supuesto, ofrecer referencias en caso de que la empresa las demande.  Los errores más comunes a la hora de redactar un curriculum son la falta de conocimientos de redacción y de ortografía; el exceso de colores y ornamentación en el mismo; y una fotografía inapropiada. Son "detalles" que es importante tener en cuenta y no descuidar bajo ningún concepto.