Gartner, la consultora de tecnologías de la información, acaba de hacer pública una encuesta en el que señala que tan solo un 7% de los smartphones se envían a programas oficiales de reciclado, mientras que un 64% se reciclan vía "segunda mano", la mayor parte de ellos privadamente (un 41 por ciento). Y sí, aunque los datos surgen de EEUU y Alemania, es una tendencia que se expande por la piel de toro a toda velocidad, después de todo es uno de los países con más smartphones per cápita.

Como muestra un botón, Segundamano.com duplica usuarios cada mes desde el pasado año. De hecho, más allá de la tecnología, Cashconverters anunciaba el pasado año que cada familia española tiene una media de objetos sin funcionalidad en casa por valor de 6.000 euros, la crisis sencillamente ha hecho que la gente se de cuenta de que el reciclado capitalista, a la segunda mano en toda regla, solo trae beneficios: se deshacen de un trasto y sacan algo de dinero.

Anuncios
Anuncios

Sin embargo, la venta de segunda mano, tecnológica o no, requiere trabajarse un poco el tema, porque cada vez hay más opciones frente a las saturadas webs y apps de siempre. Es importante saber cosas como: ¿Dónde vender? ¿Lo hago directamente o me busco un profesional? ¿Se puede vender con rapidez?

1. Lo más fácil para empezar a vender es entrar en alguna página popular tipo Segundamano o Milanuncios.com y, especialmente, en Wallapop por la facilidad de uso. Hay mercado para todo, por supuestísimo los móviles y la tecnología variada que son una de las que más mueven dinero. Pero las páginas especializadas se están popularizando porque ofrecen comodidad, por ejemplo, en el blog de wordpress Segundamanoparatodo hablan de muchos sitios como Manzanas Usadas o CEX donde hay móviles prácticamente recién salidos a la calle y te dan ciertas garantías.

Anuncios

También han surgido webs profesionales que permiten hacer caja rápido, como Lemoncash, que te compran los objetos y pagan rápidamente, quizá se pierda un poco de dinero por la intermediación, pero se ve el dinero rápido. El comprador suele tener garantías de un año o seis meses.

2. Lo primero a tener en cuenta cuando se vende algo de segunda mano es que, a no ser que sea una antigüedad o un objeto muy especial (ediciones especiales), los objetos pierden su valor nada más salir de la tienda. Lo lógico es venderlo por un 30-40% de lo que costaron si están en buen estado, salvo excepciones del tipo que estén precintados que permiten conseguir bastante más. Si no se tiene ni idea de a qué precio vender, lo mejor es mirar en Internet a cuanto lo están vendiendo otros, da una idea clara del mercado.

3. El regateo es moneda de cambio corriente en la segunda mano, todo el mundo lo hace a no ser que el objeto esté muy barato. Un 10% del precio de rebaja es razonable e, incluso, un poco.

Anuncios

4. Los objetos de marca de alta gama deben ir certificados (atención que cada vez se hacen mejores falsificaciones) y si están muy baratos hay que sospechar. Todo producto de primera línea tiene un número de registro que se puede comprobar con la policía para saber si es robado (incluso los bolsos de revista femenina).

5. Vender en segunda mano nunca fue más seguro gracias a la geolocalización y las IP, pero no es conveniente quedar con desconocidos en casa (boca del metro es lo más recurrente) y ante la más mínima sospecha dejar pasar el tema o no estar solo es una forma de sentirse más seguro. #Telefonía móvil