Por fin. Parecía que no iba a llegar nunca. Los bancos dan más hipotecas con menor interés. En concreto los más bajos desde hace seis años.

Esto se explica porque el euribor a 12 meses, el más empleado para las hipotecas, ha bajado hasta el 0,30 % en el mes de Enero. El ahorro medio de una #Hipoteca está en estos momentos en unos 460 euros en comparación a hace un año. Esto, evidentemente, variará en función de las cantidades solicitadas, las condiciones pactadas y los años de amortización.

Todo esto se explica por la recuperación de la economía: la prima de riesgo mucho más baja, el Banco Central Europeo anuncia la compra de Deuda Pública de los países miembros.

Anuncios
Anuncios

A pesar de todo, la financiación sigue teniendo unos condicionantes de solvencia bastante elevados, con unos ingresos mínimos que, en la mayoría de los casos, deben superar los 2.000 euros mensuales. Además requieren tener una gran vinculación con la entidad bancaria: contratación de varios seguros (vida, hogar, etc.) y gastos mínimos de tarjeta.

También a tener en cuenta es que las entidades bancarias no financian la totalidad del crédito hipotecario. Normalmente, la máxima financiación que ofrecen es el 80 % del valor del inmueble (vivienda, local, etc.).

Cómo elegir la mejor hipoteca.

- Lo primero de todo es buscar, ya que hoy en día hay una amplia oferta. Ver y comparar el mejor préstamo para nosotros.

- Los expertos aconsejan que la letra mensual de nuestra hipoteca no superen el 30 % de todos nuestros ingresos.

Anuncios

- Al pedir la hipoteca tenemos que fijarnos mucho en las comisiones que nos cobrarán en concepto de apertura, en costes de cancelación total, costes de cancelación parcial o los costes de mantenimiento.

- Es muy importante que nos fijemos en el TAE. El TAE es el interés que nos aplicarán en el año.

- Otro tema a tener en cuenta es la vinculación que tendríamos con los bancos (seguros de vida, seguros de hogar, plan de pensiones, domiciliación de nómina, etc.).

- El tipo de interés a aplicar es un tema muy importante. Se puede elegir entre variable (más barato pero fluctuará en función del mercado) o fijo (más caro, pero siempre será el mismo).

- Es muy importante leer el contrato antes de firmarlo y preguntar todo aquello que no se entienda. Es mejor preguntar mucho que luego lamentarse por no haberlo hecho.