El confidencial, el único medio Español en el estudio de la lista Falciani, junto con el ICIJ y una coordinadora de "Le Monde", han sacado varios nombres importantes de deportistas, empresarios y personalidades de todas partes del mundo.

La lista fue extraída por el informático Hervé Falciani, del banco HSBC en Ginebra, donde trabajaba. Esta semana sale a la luz gracias a un Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ), y el periódico Francés Le Monde, donde El Confidencial ha participado en forma propia y exclusiva por España con colaboración del canal de televisión La Sexta.

Encabezando la lista encontramos a la familia Botín, que tienen una fortuna de más de 2.000 millones de dólares, depositadas en el banco suizo, allí figura la actual presidenta del Santander, hija de Emilio Botín.

Anuncios
Anuncios

Pero están todos sus hijos y hermanos ¿Se tomarán medidas para que ésta familia devuelva todo lo que se han llevado de España?

Otras figuras importantes son: los reyes de Marruecos y de Jordania, artistas como David Bowie y Tina Turner, deportistas como Valentino Rossi, Michael Shumacher, Heikki Kavalainen, Fernando Alonso o Diego Forlan.

El Confidencial, ha hecho sus investigaciones y Forlán no ha querido hacer comentarios por sus dos cuentas que tiene en ese banco por un monto de 1.400.000 dólares, siendo cliente desde el año 2006.

Con respecto a Fernando Alonso, el periódico pudo saber que por razones logísticas, el corredor de fórmula uno, reside en la ciudad de Dubai, y sus asesores legales han explicado que la situación está en regla, porque la lista Falciani es de mayo del 2010 y Alonso no tenía su residencia en España hasta un año después.

Anuncios

Estas cuentas opacas, se pueden ver en: swissleaks.net. El banco admite el fracaso y deja en claro que esta situación no tiene precedentes en los anales del banco suizo.

Desde el año 2012, HSBC, ha tratado de transformarse radicalmente, puesto que las personas estaban utilizando el secreto bancario para mantener cuentas no declaradas. Dos tercios de las cuentas de la sucursal de Ginebra fueron cerradas como resultado de la revisión que están haciendo de sus clientes.

A raíz del robo de datos y la publicación de los mismos, el banco se vio obligado a mandar cartas a los clientes, diciendo que los abogados aconsejan sobre la posibilidad de restringir datos confidenciales, aunque los datos ya publicados en el pasado son de dominio público, terminado la carta con: " el banco se disculpa por cualquier inconveniente".

Esto va a traer mucho de qué hablar en esta nueva semana. Hay que estar atentos.