Todos sabemos que las empresas, grandes o pequeñas, tienden a googlear los nombres de sus potenciales empleados a la hora de contratarlos. Esto les permite crear una selección de los mejores candidatos en función de factores como su personalidad, seriedad, protección de vida privada, etc. Por supuesto, esta serie de factores, quedan reducidos a la mera apariencia que estas redes muestran, ya sea a través de fotografías, vídeos, tweets o comentarios. Hay estudios que sostienen que, a través de #Facebook, es posible conocer mejor a una persona mediante sus Likes, que suelen resultar mucho más reveladores que cualquier otra de las posibilidades enunciadas.

Anuncios
Anuncios

Por supuesto, solo las propias redes tienen acceso a tal información, ya que esta se encuentra exenta de nuestros perfiles, salvando películas, páginas o música, en el caso de la red social de Mark Zuckerberg. En tiempos pasados, se solía decir que la habitación dice mucho de la personalidad de quien habita en ella, ahora parece que la realidad va cambiando, además, dados los perfiles públicos, cualquiera puede acceder a ella.

Según los expertos de la web Infojobs, más de la mitad de las empresas consultan esta información en el proceso selectivo, quedando un tercio de los mismos fuera de este 'concurso', dominado principalmente por Facebook y Twitter, las primera y la tercera red social más utilizada actualmente (YouTube es la segunda). El director general del Banco de currículums y ofertas de empleo, Jaume Gurt, dijo: "Los candidatos tienen que ser conscientes y darse cuenta de que las empresas pueden buscar qué hacen y quiénes son, por lo que tienen que cuidar su imagen digital".

Anuncios

Toda esta información de nada serviría si no la pusiéramos en práctica. El director de Recursos Humanos de Jobandtalent, Ramón Egea, advierte de la importancia de cuidar la reputación online: "Todos colgamos frases e imágenes en nuestras redes sociales y, hoy en día, los reclutadores observan cuál es la presencia de los candidatos en Internet".