Fagor CNA Group acaba de anunciar que incrementará su plantilla en unos cuantos centenares de personas más entre el segundo y tercer trimestre del año. También aumentará en los próximos meses la producción de frigoríficos en la planta situada en San Andrés de Arasate, en Guipúzcoa.

Jorge Parladé, presidente del grupo en cuestión ha comunicado estas buenas noticias en la inauguración de la Convención Internacional que se está realizando estos días en Mondragón, en la que también ha dicho la intención del relanzamiento a todos los mercados internacionales como países del este, países árabes, Rusia, Argentina o Brasil.

Las actividades para las que serán destinados estos nuevos trabajadores serán los termos, que de momento se fabricarán en Basauri, nuevas lavadoras más altas de gama que se fabricarán en Garagarza de Arrasate y combis que en unos cinco meses empezarán su producción en la planta de San Andrés.

Anuncios
Anuncios

Según Parladé es fundamental empezar a producir frigoríficos. Además de la planta de Mondragón, Fagor también ha reabierto otras instalaciones como son las de Eskoriatza, destinada a la fabricación de ollas a presión y las de Bergara, donde se lleva a cabo la producción de calentadores.

La planta de Mondragón arrancó con 74 trabajadores el pasado otoño, un número relativamente bajo de trabajadores si lo comparamos con los 1.500 que tuvo años atrás. Ya en noviembre la plantilla contaba con 280 empleados, la mayoría de ellos ex operarios de la cooperativa Fagor, la cual entró en concurso de acreedores adjudicando los principales activos a la firma Cata en julio del 2014 por 42,5 millones de euros. La noticia del aumento de plantilla es sin duda una noticia muy positiva y esperanzadora para todos los vecinos de estas localidades y ex trabajadores de Fagor.

Parladé asegura que es necesario más que nunca abrir mercados a nivel internacional para no perder filiales, que empiecen a funcionar cuanto antes ampliando la capacidad de negocio.

Anuncios

La facturación prevista para el 2015 según el presidente del grupo, es de unos 200 millones de euros. El objetivo marcado para el próximo año es de 400 millones de euros, facturación conseguida en el 2012, último año completo.