Coca-Cola irrumpe en los mercados lácteos con una leche más sana, con más proteína y menos azúcar que las que podamos encontrar actualmente en los establecimientos, pero a cuatro euros el litro y medio de “Milka-Cola”, como ya se la conoce en las redes sociales.

“Fairlife” que es como realmente se llama este lácteo de Coca-Cola, es distribuida bajo el sello de Minute Maid y ya se puede encontrar en las estanterías de varias cadenas de supermercados en Estados Unidos, aunque oficialmente, su distribución en ese Estado empezará en marzo. Está presente en cuatro variedades diferentes, entera, semidesnatada, desnatada y chocolateada.

Anuncios
Anuncios

Lo que impulsó a esta gran marca a entrar en el mercado lácteo fue el hecho de que el público actual busca alimentos y bebidas más sanas, aunque ello conlleve un precio más elevado. Según Sandy Douglas, presidente de la división de Norteamérica de Coca-Cola, "Fairlife" es una leche perfeccionada.

Esta leche es pasada por unos filtros donde los componentes más saludables son aumentados y los menos favorables son restados, obteniendo así una leche sin lactosa, con más de un 50% de proteína, más del 30% de calcio y con la mitad de azúcar del resto de las leches actuales.

Según Sandy Douglas, durante los primeros años no será rentable, pero está seguro que será una gran marca en la que merece la pena invertir. Cuando los clientes comprueben la calidad de esta leche, le lloverá dinero a la empresa.

Anuncios

La multinacional pretende con este nuevo producto entrar de lleno en el mercado de los productos saludables. Según los que la han probado, comentan que es mucho más densa que la leche normal y que recuerda a una mezcla de batido y leche.

Según el analista de bebidas Jonas Feliciano, cree que Fairlife puede suscitar desconfianza entre los consumidores preguntándose hasta que punto es natural esta nueva y cara leche. Con esta nueva inversión, Coca-Cola intenta recuperarse del estancamiento que sufre actualmente y busca nuevas vías para el crecimiento de la empresa sin depender exclusivamente de los refrescos.