El año no podía comenzar mejor para #Apple, la prestigiosa firma americana ha batido el record de facturación en la App Store, esto ha sucedido en tan solo una semana. Entre todos los usuarios que disponen de un dispositivo iOS han generado ya más de 500 millones de dólares en descargar nuevas aplicaciones y astando dinero en las ya descargadas. Durante el pasado año la compañía ya consiguió aumentar en un 50% su facturación. Según los últimos datos, los desarrolladores de aplicaciones ya acumulan más de 10.000 millones de dólares en beneficios.

La mejor noticia la recibían el día uno, cuando los usuarios conseguían romper la barrera de ventas que tenían fijadas en un día.

Anuncios
Anuncios

Desde entonces, esta cifra ha ido manteniéndose para poder lograr esos 500 millones de dólares. En los primeros comunicados hemos podido ver como Eddy Cue, actual vicepresidente de Software e Internet en la empresa, ha expresado su alegría al conocer estos datos, tanto él como el resto de los directores se pueden sentir orgullosos de su trabajo.

También hay que tener en cuenta el proyecto que Apple lanzó para estas navidades, la compañía buscaba el apoyo de sus usuarios para que contribuyesen a la lucha contra el sida. Durante estas fiestas la firma norteamericana ha donado el cien por cien de los beneficios obtenidos por esta iniciativa al Fondo Mundial de la lucha contra el sida, un total de más de 100 millones de dólares es lo que se ha podido recaudar tras la campaña, sin duda uno de los gestos más bonitos que podía haber hecho la empresa en estas fechas tan señaladas.

Anuncios

En este mismo comunicado la cúpula de Apple también ha querido dar las gracias a los miles de usuarios que han decidido contribuir.

La App Store fue creada en 2008 y actualmente acumula más de 1.4 millones de aplicaciones para todos sus dispositivos, la mitad de ellas han sido creadas para iPad. Otra de las curiosidades que se ha conocido en este comunicado ha sido la de los puestos de trabajo que ha conseguido crear esta plataforma, tanto directamente como indirectamente, la suma asciende a 627.000 nuevos puestos de trabajo en los Estados Unidos desde su creación.