El presidente Maduro vive momentos preocupantes, el contexto internacional no le es nada propicio y para colmo de males, parece que la Cuba Castrista se va tímidamente acercando a USA. Rusia está como Venezuela atravesando momentos complicados ¿Qué país queda con capacidad para recabar el necesitado apoyo? China.

El estado chino ha recibido de manera muy favorable la próxima visita de Nicolás Maduro y espera que sirva para profundizar y reforzar las relaciones entre ambos países y también para avanzar en la relación con la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños.

En el día de ayer Maduro anunció de manera sorpresiva la visita a Pekín y se une a las ya sabidas confirmaciones de Rafael Correa y Luis Guillermo Solís.

Anuncios
Anuncios

El plato fuerte para Maduro será la reunión bilateral con Xi Jinping, el presidente de la República Popular China. Para el gobierno chino, Venezuela es un importante aliado y socio en el continente americano, donde se ha estrechado la colaboración en el sector petrolero y minero con la segunda economía mundial.

Maduro en su discurso emitido por televisión, ha considerado crucial el encuentro que tendrá lugar en tierras chinas para ayudar a la economía venezolana, que está sufriendo la bajada de los precios del petróleo de manera considerable y que agudiza las condiciones de vida e inestabilidad que sufren los ciudadanos venezolanos en la actualidad.

La producción del país venezolano es de alrededor de tres millones de barriles diarios, de los cuales exporta 2 millones y medio tanto a China como a USA.

Anuncios

La reunión se presume por tanto, como de gran importancia si Maduro quiere apaciguar los movimientos de protesta de la opinión pública ante la bajada de la calidad de vida de un país que atraviesa sus momentos más bajos. El gigante asiático puede ser la última tabla de salvación para un país que poco a poco se va quedando solo y que depende en demasía del petróleo, error económico que le hace depender de él y que en estos momentos sufre sus efectos, al igual que Rusia.