Este 1 de enero se recordará por muchos motivos. Leyes que nos retrotraerán varios años atrás, cambios políticos y alianzas impensables para seguir en el poder, sueldos recortados aunque "la crisis ya es historia", según Mariano Rajoy, y varios otros cambios. Uno de ellos, la entrada en vigor de la nueva normativa europea sobre la aplicación del #IVA.

Hasta el 31 de diciembre, a las compras realizadas por internet se les aplicaba el IVA del país donde tiene su sede la empresa comercializadora. Pero eso ya ha cambiado. Y aunque parezca que a nosotros no nos afecta, después de ver las cifras cambiaremos de opinión.

Por ejemplo, una app de Amazon o de #Apple de 0,89 euros pasará a costar 0,93.

Anuncios
Anuncios

¿Poco importante, verdad? Bueno, es el aumento del 15% que tenían este producto en Luxemburgo, al 21% que es el que nuestro gobierno implantó. A simple vista parece una nimiedad, pero veamos qué sucede con el precio de los e-books. Su IVA en Luxemburgo es del 3%, y ahora será de... ¡Exacto! El 21%. ¿Ya se ve una diferencia sustancial, no?

Esta directiva, bautizada "Tasa Amazon" al ser esta empresa de e-commerce la más afectada, ha encarecido los precios de los e-books, pero también de los móviles, juegos digitales, servicios de alojamiento web y, sí, también la música para cargar en el iPod. Está pensado para que el IVA por estos artículos vaya a parar a las arcas del país del comprador, y no al del vendedor, y esto, aunque parezca que habla de cifras minúsculas, hará que Luxemburgo deje de ingresar, atención, ¡más de 1.000 millones de euros! La Comisión Europea, que ha defendido la medida para terminar con la competencia desleal de países con tarifas impositivas reducidas, calcula que se podrá recaudar en la UE 3.000 millones de euros.

Anuncios

Ahora sí que son cifras importantes, ¿no es cierto?

Esta medida se considera muy positiva para la UE, recortando al máximo las ventajas fiscales de grandes multinacionales que desembarcan en países con un IVA muy bajo. Pero se han levantado voces en contra que aseguran que generará gastos adicionales en el trámite de averiguación del país donde está domiciliada la empresa, y consideran que va a ser una carga demasiado grande para la pequeña empresa.

Esta norma agrega obligaciones fiscales: aportación de datos de ingresos en concepto de IVA, almacenar información relativa a transacciones de IVA durante 10 años, y garantizar el cumplimiento de los regímenes de IVA de la UE. Dirigida a las grandes multinacionales, tipo Amazon o Apple, tiene un impacto brutal entre empresas de pequeño y mediano tamaño, según anunció Taxamo, especializada en tributación de IVA y fiscalidad en comercio electrónico.

Más de 250.000 negocios europeos se ven afectados con este cambio de tributación; gran parte son pymes que hasta ahora no tenían que registrarse para pagar el IVA, ya que el umbral para tener que hacerlo en España era de 10.000 euros, pero con las nuevas reglas pasará a ser el mínimo legal, con lo que muchas de estas pymes se verán obligadas a declarar el IVA por primera vez en operaciones electrónicas superiores a 1 euro.

Anuncios

Se han empeñado en cargarse a la clase media. Y lo peor es que no podemos hacer nada para evitarlo, nuestra única herramienta es el voto cada 4 años, y de aquí a que lleguen las elecciones, ya nos han asfixiado a todos. #Apps