Los miembros de la élite de los negocios internacionales convergen esta semana en la estación de montaña de Davos en Suiza, para asistir a la edición anual del Foro Económico Mundial (FEM).

Davos, que comienza hoy miércoles, es más que un lugar donde ponentes de todo el mundo pueden entrar en contacto, reunirse en privado y tal vez practicar un poco de esquí. El FEM también tiene una agenda pública, que este año se centra en temas candentes como la epidemia de Ébola, el cambio climático y la evolución del paisaje del trabajo en el mundo.

Según la Comunidad para la previsión estratégica global (Global Strategic Foresight Comunidad) del FEM (GSFC), que está estudiando cómo el empleo en todo el mundo está cambiando, hay una variedad amplia de discursos cuando se trata de imaginar qué puestos de trabajo se verá en el futuro.

Anuncios
Anuncios

Un tema recurrente, según el grupo, son las preocupaciones sobre cómo la tecnología desplazará a los trabajadores. Un futuro, dice el FEM, "en el que los empleos permanentes se desvanecerán y las máquinas ocuparán cada vez más puestos de trabajo de tipo cognitivo en lugar de las personas, lo que obligará a la automatización, haciendo crecer el desempleo en todas las áreas, incluyendo mano de obra muy cualificada y el trabajo ejecutivo".

Esos temores, aunque no están totalmente infundados, dada la historia de la automatización, requieren ser estudiados en contexto. Peter Schwartz, de Salesforce.com, fabricante de software, dice que la actual desaceleración en el crecimiento económico se debe a que el mundo pasa por una fase de transición, mientras esperamos el próximo gran avance tecnológico.

Anuncios

Las investigaciones actuales en áreas tales como las TIC (tecnologías de la información y la comunicación) y los grandes datos (Big data), ingeniería biológica y molecular, y la comprensión de la Gravedad van a crear muchas nuevas tecnologías, nuevas industrias y un gran número de fuentes de crecimiento económico. Schwartz dice en su página web del GSFC, "tenemos que pensar más allá de una mentalidad restrictiva y considerar cómo hacer esta transición lo más eficiente posible."

Otro experto considera que no debemos pasar por alto las oportunidades de empleo provocadas por los avances en la llamada "economía creativa". Campos como las artes, libros, diseño gráfico y de interiores, nuevos medios de comunicación, la moda, el cine y la música, donde el ingreso mundial en la última década se ha más que duplicado.

"Los servicios creativos siguieron creciendo, incluso durante la reciente crisis financiera y económica mundial, y podrían crecer mucho a la sombra del avance tecnológico y el aumento de los ingresos en las economías emergentes", dijo Stefan Hajkowicz, científico principal de la Organización Científica e Industrial de la Commonwealth.

Anuncios

Hajkowicz también cree que estos servicios creativos tienen un lugar importante en la economía global actual y futura, ya que generan ingresos rentables, fomentan los intercambios interculturales y ayudan a las personas salir de la pobreza.

Y ¿qué pasa con los temores generalizados de que los robots se hagan con nuestros trabajos? Trudpert Schelb, del grupo alemán Siemens piensa que eso es poco probable. Él prevé para el futuro una economía DIY (Do it yourself, "Hágalo usted mismo") más globalizada, en el que las nuevas tecnologías de bajo costo fomentarán la individualización y permitirán a las personas "producir y consumir los productos y servicios cada vez más a medida del consumidor, lo que alterará los modelos de negocio tradicionales".