La crisis económica ha golpeado a muchos países y empresas, especialmente virulento ha sido el efecto en nuestro país, pero algunas empresas han superado contra viento y marea las contrariedades de la economía.

La lista "Global Powers of Retailing" que hacen Deloitte y la revista Stores, fue anunciada en el día de ayer en Nueva York. Mercadona vuelve a ser la primera empresa española que aparece entre las 250 mejores del mundo, concretamente en la posición número 42 y continúa estable en su crecimiento. Inditex le sigue experimentado un crecimiento que le aúpa en el puesto 44, en el 66 está El Corte Inglés que experimenta un retroceso, al contrario que día que alcanza el número el 72, fruto de un crecimiento que sigue experimentando la marca desde que se fue de Carrefour.

Anuncios
Anuncios

Por último y a una distancia considerable, encontramos al grupo Eroski en el puesto 136.

Entre los puestos más destacados, la ganadora es la norteamericana Wall-Mart, teniendo en el "podium" a su lado a su paisana Costco como particular medalla de plata y a la francesa Carrefour como medalla de bronce. En cuanto a otras empresas de gran fama, podemos destacar al grupo francés "Auchan" (Alcampo) en la posición 14, en la 15 Amazon sigue creciendo otro año más. Empresas como Apple se elevan al puesto 46 mientras que la norteamericana Toys "R" Us baja al puesto 77.

Analizando de manera breve a las empresas españolas, Inditex sigue creciendo merced a su continua expansión internacional que le ha permitido sobrellevar mejor los rigores de la crisis. Mercadona tiene como tema pendiente la expansión en el extranjero, aún así sigue en unas muy buenas cifras.

Anuncios

DIA ha pasado el "bache" económico en buena medida e incluso ha comprado Schlecker/Clarel con un modelo expansivo en los países emergentes.

Tanto El Corte Inglés como Eroski, más centrados en el consumo interno, han sufrido más los rigores de estos duros años y han bajado posiciones. El primero espera que este próximo año mejoren sus resultados, peor es la situación para el grupo Mondragón que incluso hace cinco años llegó a comprar a Caprabo, esta compra parece que le sentó mal, y ahora intenta refinanciar sus deudas con los bancos.