España cerró el pasado año con 477.900 parados menos en su segunda caída anual consecutiva. Además de bajar el número de inscritos en la cola del paro, en 2014 se crearon 43.900 empleos, lo que supone el primer aumento, de un 2%, desde 2007, según ha informado el Instituto Nacional de Estadística (INE).

El 2014 se cerró con un total de 17.569.100 ciudadanos trabajadores, lo que supone el nivel más alto desde el último trimestre de 2012, siendo el número total de desempleados en nuestro país de  5.457.700 personas, para situar una tasa de desempleo del 23,70%, dos puntos menos que en 2013, pero todavía en datos muy altos en relación a los países de nuestro entorno.

Anuncios
Anuncios

Con este buen dato son ya dos años consecutivos los que se lleva rebajando el número global de desempleados en España tras seis años de incrementos y se generó trabajo después de otros seis años destruyéndolo. Concretamente fueron 433.900 los nuevos puestos de trabajo que se crearon el pasado curso, para situar el ritmo de creación de empleo anual al 2,53%.

De estos nuevos empleos, casi la totalidad, 415.700 puestos, pertenecieron a la empresa privada, mientras que 18.100 lo hicieron en el sector público en lo que revela que, después de seis años de retroceso, el sector privado se lanza de nuevo a la creación de empleo, por el tercero seguido en el sector público. 

Otro de los datos más esperanzadores es el que indica que el número de familias en las que todos sus miembros se encuentran en #Paro también descendió.

Anuncios

Lo hizo en un 8,3% respecto al año anterior para situarse en 1.766.300 hogares, según los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) lo que supone la salida de una situación límite de un total de 159.600 familias en las que ya hay al menos una persona con empleo. 

 En relación a la Tasa de Paro Juvenil, este sigue siendo el gran caballo de batalla del Estado, dado que, a pesar de reducirse en tres puntos, todavía sigue por encima del 50%. Concretamente en el 51,8%. Es decir, más de uno de cada dos jóvenes es incapaz de encontrar un empleo que busca activamente.