Estamos en épocas navideñas, fechas en las que se concentra una buena parte de las compras del año. Tiempos de colas y de acudir a los centros comerciales o tiendas en búsqueda del regalo perfecto. Pero algo está cambiando, cada vez más hay más gente que va a mirar y no a comprar de modo físico; los tiempos van avanzando y ya hay muchos compradores que cómodamente, desde su casa entran en una web como Amazon por ejemplo, buscan los productos deseados, los archivan en la cesta, pulsan comprar y pagan con su tarjeta.

Si a esta sencillez le añadimos unos periodos de entrega reducidos, la confianza que genera incluso en el comprador más reacio, la compra segura y muchas veces un precio más aquilatado, tenemos una oferta que cada vez está aumentando.

Anuncios
Anuncios

Consumidores cada vez más familiarizados gracias a la descomunal entrada de los smartphones, la confianza en el comercio electrónico y la posibilidad de encontrar online casi cualquier cosa han terminado por convencer al gran público.

El éxito de las compras online en España es destacable, hasta el punto de que somos el cuarto país de la Unión Europea con más volumen de negocio, con 15 millones de compradores online (un 31,5%) y estos datos tienen aún más valor cuando observamos que pese a la distancia, los países que nos llevan la delantera en facturación online son Francia con 45 millones, Alemania con 50 millones y Reino Unido como líder con 90 millones.

El auge de las tiendas online permite que se amplíe el público potencial, en muchos casos puede acceder el comprador a tiendas que físicamente no están en su ciudad o en el país, ahora están a un solo click, más posibilidades y una mayor competencia entre las tiendas que tienen que darle muchas vueltas a la forma de captar al cliente y ofrecerle un mejor servicio, tanto de entrega como de devolución. En el caso último, las devoluciones y su celeridad son un factor fundamental para que el cliente mantenga su fidelidad.

Anuncios

La tendencia dicen los expertos será que desaparezca el muro entre la compra online y la física en las tiendas vía móvil, el comercio electrónico cada día que pasa se impone más, veremos nuevas formas y soluciones que irán mejorando los defectos que aún hoy en día afectan a las compras online pero la nueva era ha llegado para quedarse y los datos lo refrendan, el año 2014 ha terminado con un aumento del 14 % de las compras respecto al año anterior.