Conseguir el éxito en la vida en general, y en el sector empresarial en particular, es la consecuencia de un cúmulo de factores que hace imposible que repetir la fórmula nos conduzca a todos hacia el mismo fin: Triunfar con aquello que hacemos.

Pese a todo, y sabiendo de la importancia de estar el Día D, a la Hora H en el lugar L, varios de los multimillonarios más importantes del mundo coinciden en la importancia de potencial según qué puntos y mantener una actitud determinada durante el desarrollo de cualquier actividad empresarial para conseguir el éxito.

Así lo ha revelado la publicación norteamericana Business Insider, recogiendo las 10 citas que cambiaron la vida de algunos de los empresarios más importantes del mundo y que ahora te pasamos a detallar.

Anuncios
Anuncios

Pensar a lo grande: La famosa frase de Donald Trump, "go big or go home" (piensa en grande o vete a casa), resume a la perfección la ambición de muchos empresarios reconocidos en todo el mundo. Hay que tener hambre y organizar una estrategia ambiciosa desde el primer paso de nuestro proyecto.

Piensa rápido y sin temor a equivocarte. En la mayoría de casos el éxito pasa por romper con moldes adelantándote a todos tus rivales. El tren no pasa dos veces y es mejor subirte y tener que coger uno de vuelta que dejarlo pasar por muy incierto que sea el destino de tu idea.

Piensa simple y claro. Es importante no atascarte buscando a tu idea inicial tres pies al gato y realizar movimiento que atasquen el movimiento inicial que permite movilizar la empresa y empezar a andar. Márcate objetivos y ves cumpliéndolos poco a poco.

Anuncios

Antes de atascarte demasiado tiempo en uno de ellos, busca otra manera de llegar al nuevo estadio marcado.

No pensar a corto plazo. El éxito es un camino largo. Muchos empresarios de éxito han cosechados pequeños triunfos antes de dar con la tecla que les ha convertido en distintos y catapultado después al éxito. Si tu idea es buena de verdad, llegarás a triunfar. 

No hay éxito sin esfuerzo. El éxito no llega sólo. Este implica un gran esfuerzo y muchas horas de trabajo. Muchos de los multimillonarios dedicaban casi la totalidad del día en sus proyectos sacrificando gran parte de sus vidas por sus sueños. 

No empieces si no amas la idea. Una de las claves del éxito está en dedicarle tiempo a algo que te gusta y te apasiona. Si no es así, será muy complicado que ha la idea acabe triunfando. Piensa en los clientes, no en la competencia. Si te obsesionas con la competencia siempre irás a caballo detrás de ellos. En tu mente sólo debe estar la experiencia del usuario. 

Calidad mejor que cantidad. El crecimiento de una empresa no sólo está en vender cada vez más, sino más bien en vender un producto diferenciado que te convierta en referencia para los usuarios. Esto es lo que verdaderamente genera dependencia en los usuarios.