Más de 20 millones de contribuyentes van a ver como cambia su salario con la entrada en vigor de la reforma fiscal ya en la nómina de enero de 2015. Aquí os contamos algunas claves para conocer en qué medida nos afectará a cada caso esta modificación del tipo impositivo sobre las personas físicas.

Lo primero que debes saber es que a partir del primer mes del nuevo año cambian los tramos de tributación de IRPF, por lo que tu situación puede cambiar de manera importante en el caso de que hayas sido englobado en un grupo distintos al que formabas parte en el último curso fiscal de 2014. Éstas pasan de siete grupos a cinco.

Anuncios
Anuncios

#Trabajo

En este sentido, el primer tramo, el de las rentas más bajas con ingresos de hasta los 12.450 euros anuales, deberán pagar en concepto de IRPF el 20%. Para aquellos que cobren entre esa cantidad y 20.200 euros, el 25%. En el tercer grupo, para aquellos que reciban entre 20.200 euros y 35.200, el tipo se reducirá al 31%, mientras que la bajada para aquellos con rentas entre 35.200 y 60.000 llegará hasta el 39%. Por último, aquellos con las rentas más altas, las superiores a 60.000 euros, tributarán el 47%. 


Para estar seguro de cuál es tu tramo, también debes saber que el cálculo de las retenciones se realiza dividiendo lo que se paga de cuota entre el salario bruto. A modo de ejemplo, aquellos con un sueldo de 34.000 euros, acabarán recibiendo unos ingresos netos (tras descontar la Seguridad Social y la deducción lineal) de 30.000 euros. 
De esta forma, haciendo este cálculo indicado anteriormente, en el que se divide la cuota a pagar que dividiremos entre el salario bruto, vemos que la retención en el caso indicado como ejemplo es del 18,13%. Por último, habría que añadir los mínimos de personal y familiar, que suben en este 2015. 


Con esta rebaja del tipo impositivo del IRPF para los cursos 2015 y 2016, la media se sitúa en el 23,5%, estando exentos del pago de este impuesto aquellos que con unas rentas inferiores a 24.000 euros anuales, es decir, 1,6 millones de contribuyentes que estarán exentos de pagar impuestos.