En Rusia están preocupados pues este lunes el rublo ha caído 4.5% con lo que se consigue ser el más bajo de su historia con respecto al dólar.

El Banco Central hace esfuerzos notables para frenar la caída que afecta la estabilidad del país. Una de estas medidas fue tomada la semana pasada y consistió en aumentar los tipos de interés del 1% al 10.5 %. También parece haber comprado rublos con dólares de la reserva de divisas para apuntalar la moneda. Aun así la moneda sigue con la caída del crudo que a su vez ha caído de los 107 dólares el barril en junio a menos de 60 dólares por barril que marca al día de hoy.

Hay quien apunta que el rublo seguirá cayendo aunque aumente el precio del barril pues apuntan a una pérdida de confianza interna.

Anuncios
Anuncios

Esta conclusión parece haber surgido de la subida del barril de este lunes que no ha hecho que el rublo detenga su caída.

El Financial Times informó que el bono de referencia en dólares en Rusia ha subido otros 14 puntos básicos hasta alcanzar el 6.75 % de interés. Aún más alto que los préstamos equivalentes en Ruanda. Esto se suma al hecho de que muchas empresas tienen #Créditos en dólares, con el encarecimiento que esto supone parece que lo van a tener más difícil para hacer frente a los vencimientos de diciembre que son alrededor de 35 mil millones de dólares y otros 100 mil millones para el 2015. A pesar de todo Rusia tiene a su favor una reserva en dólares de 416 mil millones y tan solo una deuda de 9,2 % del PIB. Contando que esto los hará mucho más competitiva a la Federación rusa.

Anuncios

Lo que no es buena noticia para terceros países que hasta el día de hoy vendían su trabajo a los rusos. Pues sus mercados se verán afectados por la repentina pérdida de poder adquisitivo de los ciudadanos rusos que limitarán mucho su consumo y aumentará su competitividad notablemente.

España parece alejada de estos problemas e incluso se beneficia de la bajada del barril de petróleo. Pero ya se está incentivando la búsqueda de petróleo por medio del fracturación hidráulica con todo los perjuicios para el medio ambiente que esto arrastra. También se verá afectada cuando países como Alemania e Italia frenen sus economías al paralizarse su comercio con Rusia. Y está el rubro del turismo que sin duda se resentirá con estas acciones.