La Organización "Red Renta Básica" ha realizado una investigación acerca de esta medida, que tanto está dando que hablar, concluyendo que este asunto se está tratando con una excesiva superficialidad. Según esta Organización, la Renta Básica no es solo una medida completamente realizable y razonable, sino que su coste sería mucho menor del que se puede pensar. Aseguran que el gobierno se ahorraría mucho dinero del que actualmente gasta en otro tipo de prestaciones.

Los contrarios a la aplicación de esta polémica medida, aseguran que los fondos son insuficientes para asumir tal gasto social, una cifra que ascendería - según los que se postulan en contra - a unos 145.000 millones.

Anuncios
Anuncios

Sin embargo, los números cambian mucho cuando hablan los partidarios de la aplicación de esta renta, pues aseguran que se parte de cifras erróneas, sin tener en consideración otros factores de importancia.

La Organización "Red Renta Básica", defiende que esta iniciativa es del todo realizable y que desde los medios de comunicación no se está informando como se debiera acerca de lo que costaría esta renta básica. El presidente de la agrupación, el doctor Daniel Reventós afirma que "a los datos que se están dando, acerca del coste de esta renta, les faltan los cimientos".

Desde esta organización, que ha realizado un estudio exhaustivo simulando el coste de la renta básica en España - con cifras reales -, se ha concluido que cada habitante mayor de 18 años podría recibir unos 7.421 euros anuales para su subsistencia.

Anuncios

Las personas que no alcancen esa edad también tendrían una retribución anual, aunque de menor cuantía.

Aseguran además, que es completamente financiable por el Estado, siempre y cuando se cumplan ciertos criterios. Al recibir la renta básica, los ciudadanos dejarían de recibir otras ayudas que se encontraran por debajo de esta cifra y además se debería llevar a cabo una reestructuración del sistema fiscal. Si a esto, se le suman las medidas anticorrupción adecuadas, el coste de esta prestación sería mucho menor.

Los expertos que estudian la aplicación de la renta básica, explican que no se debería sumar el coste de esta medida a los presupuestos actuales, ya que la realidad es, que el gobierno dejaría de ofrecer muchas otras ayudas - sustituyéndolas por medio de esta renta básica - que ahora suponen un gasto muy superior.

Por lo tanto, esta organización - compuesta por expertos en la materia - asegura que la aplicación de esta renta, junto con las reformas adecuadas - como la lucha antifraude y un reparto más equitativo de la riqueza - haría que el Estado pudiera asumir este gasto por tan sólo 24.000 millones, una cifra muy inferior a la que presentan sus detractores.