Según las estadísticas actuales del Banco de España, a los españoles, desde la gran crisis inmobiliaria, nos cuesta la vivienda una media de 6,2 salarios al año. Esa media señalada, debería convertirse en cinco salarios anuales para que fuera justo y posible el hecho de poder optar a una vivienda digna como nos corresponde a todos los españoles.

Los datos que se han señalado se corresponde a los de una vivienda media, que rondarían los 93,75 metros cuadrados y que valdría 150.000 euros. Sin embargo, si se ajustara a los estándares recomendados de cinco salarios anuales, esta misma vivienda debería costar 29.000 euros menos o un 20% menos para llegar a un nivel sostenible.

Anuncios
Anuncios

Desde la gran crisis inmobiliaria, el precio de las viviendas ha sido rebajado hasta un 40% en vano, puesto que adquirir una casa sigue siendo toda una odisea para gran parte de los españoles. Por ejemplo, hay lugares donde una persona con renta media debería pagar más de 10 salarios al año como en Nerja e Ibiza. En Barcelona serían 8,1 salarios, Cádiz 7,4 años, A Coruña 7,2, Madrid 7, Salamanca 6,5, Santander 6,5, Málaga 6,2 y finalmente Sevilla con 5,8 salarios anuales. Por otro lado, en Lleida solo harían falta 3,3 años, en Castellón 3,8, Guadalajara 4,3, Huesca 4,4 y por último Alicante con 4,5 salarios anuales. También en Valencia sólo es necesario la renta de 2,5 años para poder adquirir una vivienda, lo que la situa de las mejores posicionadas.

Como es de imaginar, las personas no utilizamos todo nuestro sueldo para la compra de una vivienda, puesto que tenemos infinitos gastos más.

Anuncios

Sin embargo, se aconseja destinar a la hipoteca el 33% de la renta, aunque el porcentaje que se revela en la actualidad es de un 36,2%, según las estadísticas actuales del Banco de España.

Según la Constitución Española, todos los ciudadanos tenemos el derecho a tener una vivienda digna. Es casi incomprensible que en pleno siglo XXI aún hayan personas que no cuenten con este derecho constitucional que resulta básico.