En España hubo un tiempo donde se vivía a lo grande, había trabajo y el dinero pasaba con rapidez de mano en mano, la economía se movía generando riqueza pero todo nos estalló en las manos como una granada y nos dejó malheridos, el gobierno del PP consiguió que España fuese bien durante bastante tiempo pero no supo trazar un plan alternativo cuando se preveía que la burbuja inmobiliaria iba a explotar, no se tiró hacia nuevas propuestas económicas para que el país viviera de otros motores económicos que no fuesen los de la vivienda, además se empezó a gastar mucho dinero del contribuyente en infraestructuras a nivel local y regional en el último año de campaña de Aznar con la idea de convencer al pueblo llano, para que les votara en las urnas ,esto sin duda fue el principio del fin de los buenos tiempos y el comienzo de la #Crisis como apuntó en su momento el FMI , también hay que decir que una parte de la ciudadanía española vivía por encima de sus posibilidades adquiriendo viviendas, automóviles y toda clase de lujos porque se podía.

Anuncios
Anuncios

Pero lo más grave llegó con la legislatura de #Zapatero y Rubalcaba porque pretendieron seguir viviendo de la vivienda y si bien no se podía vivir ya de la vivienda, ni él ni su partido tuvieron soluciones para España. La herencia recibida por parte del gobierno del PP fue malgastada, las arcas del país estaban llenas de pasta, cuando el PSOE abrió el cofre de los españoles se encontró con un tesoro y empezó a despilfarrar dinero como un pozo sin fondo como por ejemplo en el famoso PLAN E de ZP o despilfarros en las Comunidades Autónomas según medios de comunicación como ABC, El Mundo y el País, estudios como los del FMI y reputados economistas.

Pasados dos años de legislatura socialista en el cofre quedaba calderilla, los socialistas gastaron todo el dinero y cuando no quedó nada siguieron gastando y entramos en déficit, los del PP también adoptaron este modelo del despilfarro en los municipios donde gobernaban para no quedar atrás y se fue creando un endeudamiento que dura hasta hoy, se intentó culpabilizar a la ciudadanía acusándola de gestionarse mal pero la realidad es que aunque tengan pequeñísima parte de razón la culpa es de los dos grandes partidos políticos, a esto hay que añadir los 5 millones de parados según el INEM y EPA, la mayor desgracia de España.

Anuncios