Según la Encuesta de Población Activa publicada hace escasas fechas en España hay, a fecha de hoy, 4.512.116 parados, una cifra tan apabullante que hace pensar a la población que en el país no hay trabajo. Sin embargo, existe un sector que, según parece, desmonta esta teoría y se trata de las conocidas como 'start up' (empresas emergentes apoyadas en las nuevas tecnologías) donde el 100% de sus CEO reconoce que, en algún momento de su vida empresarial, ha llevado a cabo un proceso de selección de personal para cubrir una vacante y el resultado ha sido nulo, quedando el puesto desierto por la falta de talento de los candidatos.

Como reconocen todos los emprendedores que han decidido poner en marcha una 'start up' el reclutamiento de personal es una de las tareas más arduas y, al mismo tiempo, decisivas para el futuro de la empresa.

Anuncios
Anuncios

Errar en la elección del personal puede significar el fin de la aventura y es por este motivo por el que se exige un talento especial y claramente enfocado hacia la actividad de la empresa. No hay tiempo para la formación, no hay dinero para los experimentos. "Los inversores reclaman a los emprendedores y a las 'start up' que se rodeen del mejor equipo profesional y multidisciplinar que pueda sacar adelante el negocio y hacer frente a las futuras necesidades", explica Marta Díaz Barrera, fundadora de Talentoscopio, empresa que ha realizado el Estudio de Talento en España 2014 que recoge estos datos.

El proceso de búsqueda de candidatos varía de una empresa a otra en función del perfil que se requiera y del dinero que se disponga, pero en general el recorrido que suele realizar el responsable de la 'start up' se inicia, según Meinrad Spenger, presidente de MásMóvil, una operadora móvil que da trabajo a 300 personas, "eligiendo profesionales de su entorno, para evitar costes de reclutamiento.

Anuncios

Posteriormente, en la segunda fase, se usan redes sociales y después expertos en recruiting". El currículum vitae sigue siendo imprescindible para el candidato, pero no es el arma definitiva ni herramienta única de valoración del candidato como podía ocurrir hace unos años. Actualmente existen nuevos canales como las redes sociales y blogs o webs donde mostrar tu trabajo que definen mejor al candidato que su CV y, por otro lado, las plataformas freelance que se han convertido en una de las vías más utilizadas por los emprendedores por cuanto ahorran muchos costes al ofrecer remuneraciones por proyecto. Los encuentros dedicados a 'start up' y espacios coworker son otros de los cruces de caminos existentes entre emprendedores y profesionales.

Pero no sólo el bajo talento tiene la culpa de que queden plazas vacantes en las 'start up', la falta de presupuesto lastra en muchas ocasiones el proceso de selección puesto que los candidatos mejor cualificados no quieren apuestas arriesgadas o saltos sin red.

Anuncios

Según manifiesta Jesús Santos, CEO de Brokerstars, "intentamos cautivar con un proyecto bueno y escalable. Ofrecemos una idea de negocio atractiva y si el profesional al que queremos en plantilla es realmente excepcional le proponemos una participación societaria vinculada a objetivos". En definitiva, que el trabajador ponga su talento al servicio de la empresa a cambio de un futuro prometedor pero incierto, una estrategia que muchos trabajadores no quieren asumir pese a contar con la experiencia, la formación, la capacidad y el talento para formar parte de dicha empresa. #Internet