Las cifras de visitantes turísticos a nuestro país han supuesto una grata noticia este mes de noviembre, hasta tal punto que se ha superado la totalidad de visitantes en España en 2013 con un mes de adelanto, por lo que los números de diciembre harán que se cierre el año con unas magníficas cifras.

Específicamente, en el mes de Noviembre se registraron 3,4 millones de visitas, lo que supone un 2,9% más que el año pasado. Los países que tradicionalmente visitan más España contribuyeron al ascenso y fueron Reino Unido, Francia, Alemania, Países Escandinavos e Italia.

En cuanto a la totalidad del año, a la espera de los datos que se produzcan en diciembre:

Reino Unido encabeza la lista con 14,3 millones de turistas.

Anuncios
Anuncios

Le siguen Francia con más de 10 millones de turistas, Alemania con 9,9 millones de turistas, ya a gran distancia se sitúan los países escandinavos con 4,6 millones de turistas e Italia con 3,4 millones de turistas, este último país, encadenando 12 meses continuos de subidas en la cifra de viajeros.

Por comunidades, Cataluña ha sido la más visitada con casi 16 millones de visitantes, lo que supone el 25% del turismo del país. Baleares tuvo 11,2 millones de visitantes, seguida por Canarias con 10,4 millones de visitantes y por último, entre las destacadas queda Andalucía con 8,1 millones de visitantes.

Nuestro país cuenta con un turismo muy fiel que permite no solo mantener a los tradicionales visitantes, sino que además se produzca un aumento. Además, debemos considerar el progresivo aumento del turista italiano que mayoritariamente busca el turismo de sol y playa, con especial incidencia en la ciudad de Barcelona como lugar de turismo urbano.

Anuncios

Otro aspecto que ha ayudado mucho es la inestabilidad política u otros temas que generan incertidumbre como el caso del fundamentalismo o el terrorismo islámico en los países tradicionalmente rivales de España, lo que frena mucho a los visitantes que encuentran en nuestro país maravillosos sitios que visitar, buen clima y unos precios moderados que colman sus deseos. Lo deseable es que estos datos se tradujesen en mejores perspectivas laborales pero España sigue cuidando poco el sector, que además tiene como enemigo su fuerte estacionalidad.