Desde el día de ayer, es de aplicación en toda el área conjunta las mismas tarifas que en la capital madrileña. A esto se añade que las tarifas no sufrirán modificación alguna en todo el 2015. Buenas noticias para los usuarios y también los taxistas que demandaban una bajada para que al menos aumenten los viajes con la periferia y competir contra Uber.

Solo habrá una subida y es el aumento en 1 hora de la tarifa nocturna que llegará hasta las 7 de la mañana. Algunas cosas no cambian, es el caso de la diferencia existente entre solicitar un taxi por teléfono, donde el precio máximo que puede marcar el taximetro es de 5 euros en la capital (zona A) y será de 8 euros en la zona de la periferia (zona B).

Anuncios
Anuncios

Sigue la tarifa de 30 euros al aeropuerto (desde o hacia la zona central) y el precio mínimo de 20 euros para trayectos con salida o llegada al aeropuerto.

Según el Ayuntamiento de Madrid, esta medida beneficia tanto a los usuarios como a los profesionales del sector, ya que ha sido consensuada con las dos principales organizaciones del taxi madrileño. Desde muchos medios se pueden ver noticias que hablan como si los taxistas tuvieran algún poder en cuanto a la tarifación del taxi, lo cierto que el que decide es el Ayuntamiento de Madrid, aunque consulte a las principales asociaciones del taxi madrileño.

En el sector del taxi hubieran preferido que las tarifas se hubieran bajado estos años de crisis para que los clientes hubieran tenido un servicio un poco más asequible, además, siempre es más rentable tener el taxi en funcionamiento y haciendo carreras que estar en la parada por falta de clientela.

Anuncios

Desde la gremial del taxi, se aplaude la medida, considerando injusto que un cliente de Las Rozas o Móstoles tuviese que pagar más precio por kilómetro que uno de la Gran Vía Madrileña.

Se espera que estas medidas beneficien al castigado sector del taxi en Madrid que en estas fechas volvera a repuntar ganancias, dada las fiestas navideñas donde con frecuencia se utilizan sus servicios en la multitud de servicios que realizan, bien por cenas o por las ya tradicionales compras navideñas.